PORLAMAR, ISLA DE MARGARITA

IMPRIMIR

Paradigma

Manuel Ávila    

Diálogo de mentira
Sin dudas que el diálogo es una salida inmediata a cualquier crisis del mundo y no hay ninguna guerra del planeta que no se haya resuelto mediante les quebrados conversaciones entre las partes. Todas las batallas se han resuelto por la vía del diálogo y se han tenido que apartar del medio a radicales y fanáticos. O vamos al diálogo o perecemos en el intento porque la gente se está muriendo de hambre, por falta de medicinas o por escasez de alimentos.
Eso está ocurriendo en una de las naciones más ricas del planeta donde tenemos petróleo para mil años según los entendidos, donde sobra oro, diamante, hierro, acero, urania, magnesita y tantas riquezas del subsuelo. Pero los ciudadanos que apostaron a la redención social por la vía de la revolución terminaron en la miseria colectiva atrapados en la burbuja de Pdevales y Mercales quebrados y condenados a su desaparición para ser sustituidos por una institución llamada CLAP que le entrega bolsas de comida a los ciudadanos con pagos bancarios y productos controlados por el gobierno.
Ese diálogo que se cocina desde hace rato en tierras merengueras con Leonel Fernández y Rodríguez Zapatero como cabezas visibles de este diálogo de sordos que pone a la oposición en la picota ante la comunidad internacional. No se ha podido llegar a ningún acuerdo porque los voceros del oficialismo hablan demasiado y pretenden mal poner a sus rivales ante los ciudadanos de la Venezuela opositora. Todo es confeccionado por sastres de mala calidad que además llevan de voceros más allá de Julio Borges y Freddy Guevara a los cuestionados Luís Florido, Manuel Rosales y Timoteo Zambrano. La gente no cree en esos personajes y eso quedó probado en la derrota aplastante de Eveling Trejo de Rosales ante Juan Pablo Guanipa en las elecciones internas de la MUD en el Zulia. Los maracuchos cobraron bien alto la supuesta traición del líder de un Partido UNT que perdió altura y se vino en picada ante la complacencia de Rosales con el Gobierno Nacional. A Luís Florido nadie lo respeta y sus incursiones internacionales solo son parte de bufonadas políticas y solo eso. Y a Timoteo Zambrano lo condenaron al oscurantismo político por ser el trotaconventos de la relación Maduro-Rosales..
Esas son las razones por la cual el diálogo ha sido desechado por los ciudadanos porque los interlocutores parece que la MUD los eligió con la lupa de un joyero para terminar de tejer dudas sobre las negociaciones en las conversaciones. Sin dudas que el diálogo es determinante en estos tiempos de revolución cuando los funcionarios del gobierno están tratando de salvar su pellejo por los actos de corruptelas cometidos por funcionarios públicos cuestionados y sometidos a investigaciones amañadas por los magistrados del poder. Con esos altos estándares de alcahuetería el gobierno corrupto de la revolución no ha dado pie con bolas en medio de la crisis y solo busca salvarse en medio de esta vorágine revolucionaria a punta de manejos oscuros de una crisis institucional que se lleva en sus alforjas la bonanza nacional de otros tiempos.
Pero conversar siempre es sano entre enemigos políticos sobre todo si se trata de parar la mortandad que está ocurriendo en este país revolucionario por la escasez de medicinas. Esa realidad la conocen los hombres del gobierno que no dan un paso atrás aun cuando se mueren concejales, diputados, líderes políticos y familiares de los enchufados del gobierno. Es cierto que la gente se muere a menguas por hambre y por falta de medicamentos, pero la negación del gobierno a abrir un canal humanitario es parte de las aberraciones de una revolución que solo cree en sus negocios y en más nada. Es evidente que la gente se muere a menguas y lo saben los 14 ministros de salud que ha tenido el proceso en estos 18 años, pero no dan un paso atrás en una materia tan delicada para la preservación de la especie y los principios constitucionales que garantizan en teoría la salud de los ciudadanos.
Por ese motivo apostamos al diálogo sano, transparente y pulcro porque los venezolanos no se merecen esta suerte de masacre colectiva que raya en crimen de lesa humanidad- O negociamos o perecemos parece ser la ruta de la salvación nacional y cuando se contabilicen los miles de casos de muerte por medicamentos corresponderá al gobierno pagar culpas ante una comunidad internacional que tiene contabilizados el número de fenecidos porque el Estado no cumplió con sus obligaciones de salvar a Venezuela. Ojalá la MUD entienda su nuevo error de cálculo de imponer a troche y moche a figuras cuestionadas como Florido, Rosales y Zambrano.
Tiene la palabra los directivos de la MUD a quienes la sociedad venezolana tiene en la mira por seleccionar a bandidos que nada le dicen al país en materia política, pues está claro que son parte de la bazofia política de esta nación petrolera.


Raros resultados
La victoria en las primarias de la oposición arrojaron resultados que obligan a los partidos políticos a un alto en el camino y a reflexionar sobre lo que han venido haciendo en estos últimos 18 años de gobierno chavista. Si bien es cierto que la revolución camina huérfana de liderazgo, no es menos cierto que la oposición apenas despunto algunos liderazgos individuales en momentos de la lucha política que se libraron en las calles de Venezuela.
Qué tristeza que cuando la gente creía que venían con todas sus fuerzas PJ y VP salió de la oscuridad de las catacumbas políticas AD, el partido del pueblo con no menos de 12 candidatos unitarios en todo el país. No se notó el liderazgo de Capriles en este proceso de primarias y menos el de Leopoldo López que se perdió entre los barrotes y la prisión domiciliaria. Pero en nada influyeron estas corrientes del pensamiento político a cambiar la ruta de la democracia porque los liderazgos locales tejieron sus propias crinejas a punta de estrategias tropicales.
Nadie vino de Caracas a las regiones a forzar la barra de las preferencias regionales y miren que el liderazgo de Guillermo Call en Monagas podía compararse en el modo cacicazgo con el de Morel Rodríguez en Nueva Esparta, pero al final fue solo una similitud que se difuminó en el aire. A Call no lo apoyó AD en Monagas sino que tuvo el apoyo de un desvencijado partido Copei que todavía da tumbos para bien morir y un VP que solo quedó para carear gallos y solo como propuesta de apoyo técnico para los candidatos de distintas regiones. Esos resultados hablan muy bien del trabajo que realizó Call en Monagas para salir con la bandera de triunfador aún con la marea en contra por la edad de 77 años y la razón de no tener a AD con su candidatura por primera vez en la historia, pues los blancos prefirieron al prófugo Luís “Burro” Martínez que al ex Gobernador monaguense.
De todas maneras las organizaciones políticas no ven como una resultante negativa que Guilermo Call y Bernabé Gutiérrez, dos colibríes del pasado que cantan canciones de victoria por encima de los más resaltantes líderes de la oposición venezolana. Esas victorias hay que revisarlas con sumo cuidado porque representan el brote de ideas políticas obsoletas a las cuales acude el pueblo por haber presenciado el fracaso más grande de la historia política nacional. A eso hay que agregarle que Ismael García, otro colibrí con muchas plumas blancas en sus alas, también logró dar una estocada al candidato del imbatible Richard Mardo que juego a imponer a su pana Arias y no llegó a la meta a tiempo.
Eso obliga a las organizaciones cupulares a soltarse las amarras y dejar de una sola vez de estar montando para cargos de elección popular a sus familiares y amigos, pues ese tipo de política es rechazado por los críticos de la democracia venezolana.
A pesar de que los líderes de los partidos descansan el sueño eterno en sus sofás de cuero y gamuza, surge una nueva concepción del hecho político para evitar que sigan repitiéndose cofradías familiares y gerencias que no calan en la Venezuela de la degradación política.
No quedan dudas que las organizaciones como PJ, VP y UNT deben realizar consideraciones y análisis que terminen de destejer ese salto atrás que dio la política venezolana en estos años de fragor partidista. Podrí decirse que uno de los grandes ganadores en la estrategia fue Henry Ramos con jugadas estudiadas que le dio resultados favorables en por lo menos 12 estados. A PJ, UNT y VP le sale renovación de sus cuadros políticos, pues hicieron casi el mismo papel de la orfandad de un Copei que sin gente, con problemas internos gravísimos y vendido al mejor postor se anotó al juego de guatanero para ganar algunos espacios que le permitan redimirse ante su militancia por las pésimas políticas de su táctica deformada.
La Unidad en Margarita está garantizada y aun cuando la mano que mece la cuna juega hilos invisibles para que no se produzca el cambio de gobierno, el resto de los partidos se unió en torno a Alfredo Díaz para garantizar la victoria el 15 de octubre. Pero en Vargas y Carabobo se pujó un poco para lograr la unidad y al fin se planteó ir juntos para barrer al chavismo. En el resto de los estados siguen los gritos, los insultos y las trampas para dejar una estela de odios que la gente ve con ojeriza. Si la mano que mece la cuna se retiró antes de tiempo aludiendo trampas electorales, inhabilitación de candidatos y un clima electoral enfermo, no quedan dudas que vamos con buen rumbo en busca de la estrella del Oriente y la consolidación de un liderazgo. Por ahora hay que estudiar los resultados y pone a pensar a los partidos de la nueva era en quitar del medio a candidatos sin la casta, sin la categoría y sin la fortaleza política para triunfar en esta sociedad. No basta con el rechazo que le tiene la gente al chavismo, sino que hay que considerar que los candidatos malos no ganan con cara y sello.


De encuestas y locuras
Llegó a mis manos un trabajo de campo de “la Encuestadora Hercón consultores” que coincide con la realidad que viven los neoespartanos cada día y que refleja los tiempos de cambios que solicita hace rato la sociedad venezolana. Nada extraño en un trabajo de campo que coincide con el análisis de los estudios de opinión de la sociedad margariteña que muestran “una Alfreditis avasallante” que apunta a la consolidación de u n liderazgo social que viene cabalgando en estas islas hace buen rato. Es un secreto a voces que el Alcalde de Mariño le gana a cualquier candidato que le presente el oficialismo en estos momentos, pues la pesadilla que vive Venezuela se traduce en Nueva Esparta con las mismas características y señas. Se produce el mismo tsunami en los resultados electorales que arrasan con todo el chavismo en las 23 entidades del país, pues la gente le cobra a la revolución su pésimo mandato nacional que se traduce en escasez, hambruna colectiva, alta tasa de inflación, escasez de los alimentos, falta de medicinas, servicios públicos colapsados, inseguridad y tantas calamidades a las que se unen los servicios del agua y la electricidad. Con tantos lunares no puede la revolución sino esgrimir que la culpa es de Trump con una guerra económica fabricada por el imperialismo yanqui y del otro actor “Dólar Today” que es el culpable de la crisis del dólar en Venezuela. Con semejantes barrabasadas ha intentado el Gobierno de Maduro quitarse de encima el fracaso gerencial de un gobierno quebrado y moribundo que anda a tientas y no ha encontrado la fórmula para salir del atolladero en que sumió a la Venezuela petrolera de la era post Chávez.
Por eso cuando “Hercón Consultores” da resultados de un estudio de opinión no sorprende a muchos porque está condenado el chavismo a perder las 23 gobernaciones si realizan las elecciones de gobernadores y ellos lo saben porque en estados como el Zulia, Táchira, Aragua, Miranda, Lara, Carabobo y en el Área Metropolitana también los estudios hacen rodar las cabezas de los gobernadores porque su incapacidad va más allá de lo grotesco en cuestiones de gerencia. Ahora es increíble como un gobierno que le ha dado tantos recursos a sus gobernantes no pudo desarrollar liderazgos locales de cara al futuro y salvo figuras molidas como Elías Jaua, Héctor Rodríguez, Tarek El Aissami, Rangel Silva, Aristóbulo Istúriz, Iris Varela, Vielma Mora, Ramón Carrizales y tantos otros difusos personajes que nada aportaron a la reconstrucción de la renovación política del PSUV. Carece de líderes la revolución para enfrentar un reto tan grande como una elección de gobernadores y esa carencia los lleva a perder las 23 gobernaciones ante una sociedad política que busca la fórmula para descabezar al régimen. Esa es la razón por la cual los analistas políticos sostienen que el régimen no irá a ese proceso mortal para su causa y que los condena a quedar al desnudo ante una sociedad venezolana que los repudia por haber arruinado a Venezuela.
Destruyeron los chavistas el futuro de esta nación petrolera hasta convertirnos en la nación con mayor nivel de pobreza de Latinoamérica por debajo de Bolivia, Nicaragua, Cuba, Guatemala, Chile, Ecuador y México. Se quedó Venezuela en las promesas revolucionarias de redención a los pobres que fue un simple espejismo del comunismo continental. Es que en un país donde la inflación supera los 1200 %, donde el bolívar no vale nada y lo que es peor ahora no hacen transacciones en dólares porque rompieron con el gobierno de Trump y se aprestan a jugarse a Rosalinda vendiéndole petróleo a países sin capacidad de pago, esto no pasa de ser una caricatura de un gobierno alocado y fuera de control.
Con la muerte de las ideologías quedó Venezuela condenada a seguir la ruta del embargo económico de Cuba y sometida a la peor crisis de su historia que no le permite producir ni leche, azúcar, café, granos y que está obligada a traer carne, pollos y los demás productos de otras naciones porque “al Galáctico” se le ocurrió en aquellos momentos de locura discursiva “expropiar” a las industrias, haciendas y espacios productivos para comenzar a cultivar la tierra con los cultivos organopónicos y los gallineros verticales que fueron simples payasadas de un ruiseñor cantarín. Por ahí venía corriendo la crisis que se llevó en su ola desmedida a una nación atrapada en las redes del comunismo y convertida en una mala imitación de la Cuba desmadrada de Fidel. Pero esa es nuestra realidad que convertimos a Venezuela en la cenicienta del Continente con muchas riquezas minerales que permitió a los analistas de otras naciones conceptuarnos como ricos de cuna, pero que nunca contamos con la ascensión al poder de u n tipo con ideas alucinatorias que molió el futuro de la patria.
Eso es lo que hay, un país anclado en el pasado y encerrado en una cúpula del comunismo que solo ha generado muerte y hambre, pues sin alimentos, ni medicinas solo queda una patria herida de muerte con el síndrome de la Cuba condenada a la miseria colectiva. Da lástima que los mismos venezolanos con el voto se sumaron a la destrucción de un país que cayó en manos de unos locos que pulverizaron en 18 años el avance económico de Venezuela para dejar convertida a esta patria en el experimento comunista del fracaso y la locura.
@encíclica


Viva el comunismo
Llegamos al punto máximo de la crisis, a su nivel más alto. La gente muriéndose de hambre, comiendo de la basura, la luz se va por lo menos siete veces al día, no hay por lo menos por 25 días, el gas es una calamidad, se cae el internet a cada momento y la falta de alimentos se une con la inflación para terminar de poner la guinda a la revolución. Con toda esa locura rodeando la situación de crisis nacional se le ocurre a Maduro y su gobierno casar una pelea con el país más poderoso del planeta y llega al punto de que los gringos congelan las relaciones con Venezuela en todos los aspectos económicos y comerciales.
Esa tragedia venezolana es manipulada por los cubanos que pretenden llevar la situación de Venezuela hasta los límites del bloqueo internacional, pues pretender enfrentar a nuestro país con los marines norteños es solo una locura de las tiras cómicas revolucionarias. Pero lo más cumbre es que la orden de Miraflores es dar un fusil a viejitos, viejitas y discapacitados para que se preparen para enfrentar a los soldados americanos. Con semejante pajuatada bélica vimos a miles de ancianos haciendo el papel de payasos en medio de soleados mediodías y hasta altas horas de la media noche para adiestrarse como disparar un arma que terminará lanzándolos largo a largo por no tener fuerzas para aguantar el culatazo de armas de tanta potencia.
Con esas locuras bélicas se armó un zafarrancho nacional continuar con una mentira revolucionaria que solo sirve para continuar con una mentira eterna que hace quedar ridiculizados a miles de almas que creen que eso de la revolución es verdad. Si es verdad que no hay medicinas, ni alimentos y que los bolívares no le alcanzan a los venezolanos para aguantar una crisis nacional que mantiene al país al borde del abismo. De esa forma se mueren miles de hermanos que no consiguen las medicinas y por tanto se quedan en el camino sin que el gobierno termine de resolver un problema generado por la falta de humanidad de un gobierno atarantado en las ideas.
Con este comunismo que puso a los ciudadanos a escarbar entre la basura para conseguir el sustento diario y que supero los tiempos de comer perrarina porque ahora en la vía pública los hambrientos desuellan perros en medio de las avenidas para paliar el hambre de sus hogares. Esa vaina no se había visto en la Venezuela petrolera que se quedó con el cliché de ricos herederos del petróleo. En medio de clima de hambruna colectiva se mueven los ciudadanos que creen ciegamente en unas bolsas de Clap que llegan cada mes a los hogares venezolanos y solo sirven para paliar el hambre por una semana. Pero eso es lo que venden los chavistas que con los Clap se acabó el hambre en Venezuela y esa mentira piadosa es comprada por los hijos de la ignorancia que siguen creyendo que los culpables de la crisis son Dólar Today y la Guerra Económica.
No se ve solución al problema de la crisis económica y social porque no hay voluntad de cambios y solo les interesa aferrarse al poder por encima de todas las cosas. De esa manera manejan la mentira como arma de combate y luchan a brazo partido para mantener a la oposición a raya en sus aspiraciones electorales usando la trampa y el poder supremo como armas para manejar al TSJ y al CNE como los instrumentos del diseño comunista. Mientras tanto la gente de muere de hambre, otros se van del país huyéndole a la crisis y otros caen bajo las balas de una delincuencia apoyada por el gobierno para mantener el terror como su aliado en las calles de Venezuela. Todavía hay gente que le lanza vivas al Comunismo porque consideran que están haciéndole bien a un país ataviado de adornos de la ignorancia y tatuado de fantasías por todos lados.


Elecciones en tres y dos
Se entrampó el gobierno al aceptar ir a elecciones de gobernadores porque están perdiendo las 23 gobernaciones del país. Si se metieron en un laberinto sin salida porque la popularidad revolucionaria está diezmada por la crisis nacional, pues es evidente que enfrentarse con el fantasma del hambre y con el chupacabras de las medicinas es una lucha sin posibilidades de gane.
En una conversación con un amigo chavista salió la frase “Amor con hambre no dura” y el mismo personaje lo sostuvo ningún gobierno se mantiene en el poder cuando un pueblo se muere de hambre y sobre todo cuando la única clase social que emerge es “los escarbadores de basura”. Por esa razón particular la gente termina odiando al gobierno que no encuentra la fórmula para salir de ese túnel ni salida que le hizo perder la popularidad a los hombres del proceso. No pudo el gobierno resolver los problemas de hambre y medicinas y perdió todos los espacios posibles hasta el punto que los entendidos en la materia política sostienen a toda voz que no gana el gobierno ni una elección de reina de carnaval o una junta de condominios.
El gobierno para aparentar ante el mundo su espíritu de amplitud y sus ganas de abrir las puertas de la democracia decidió por la vía del Ministerio Electoral convocar a las elecciones de gobernadores para octubre, los comicios de alcaldes y diputados para diciembre y las elecciones de presidente para el 2018. Esa fue la propuesta que hizo Tibisay por orden del Presidente Maduro, pero que terminó encallejonando al régimen que sabe que no gana ningún proceso electoral ni con trampas.
Ahora cuando estamos a las puertas de las elecciones de gobernadores no encuentran los revolucionarios como recoger el ovillo para no quedar en evidencias ante un pueblo que podrá ver al desnudo las debilidades de un gobierno que se quedó sin gente. Eso si todavía pueden detener un proceso que se comerá el alma revolucionaria con palizas descomunales en 23 estados. Aquí no se trata de buscar elementos disímiles sino de evitar el colapso de un proceso revolucionario atrapado en su propia madeja.
Pretender luchar contra el hambre y la falta de medicinas es cuesta arriba para un gobierno que sabe de sus debilidades como soporte político de un régimen desproporcionado y fracasado. Pero que no crean la idea de poner sus mejores candidatos a gobernadores porque no los tienen ya que los mismos personajes de siempre fracasaron hace buen rato ante los ojos de los ciudadanos.
Venezuela se resiente ante los ojos del mundo cuando la clase social emergente son los escarbadores de basura y que con el bolívar como moneda no podemos avanzar en medio de una crisis humanitaria que se traga el alma nacional. Por esas razones el chavismo perdió la brújula porque con 18 años en el poder nada pudieron hacer para transformar la realidad social del venezolano. Eso es lo que hay en una realidad que se topa con la pobreza nacional y queda exangüe ante los ojos del mundo.
Se entrampó el Gobierno Nacional al abrir las puertas de unas elecciones de gobernadores que le garantiza a los chavistas una derrota contundente de 23 gobernaciones. Si lo digo con responsabilidad que el chavismo quedó derrotado antes de tiempo porque quisieron abrir las puertas de la democracia sin calcular que era la derrota más aplastante de la era democrática.
Están entrampados los revolucionarios y veremos cómo salen de esta jugada aberrante que de seguro dejara al desnudo a un proceso revolucionario que no encontró nunca la fórmula para salir de la crisis y por tanto condenó a los venezolanos a la hambruna más grande de su historia. A lo mejor dejan en el camino las elecciones, pero sería la contradicción más grande de la historia democrática de un país en tela de juicio ante la comunidad internacional.


A la buena de Dios
Así como los ciudadanos salen cada día a las calles con la bendición de Dios a ver si por la buena suerte se regresan con vida a sus casas, así también va la gente a los hospitales a buscar la cura para sus males o las medicinas para sus enfermedades. No hay políticas serias que no sean los CDI. Los Barrio Adentro y una red hospitalaria quebrada por los cuatro costados.
De esa forma el Gobierno Nacional dejó quebrase el aparato de salud nacional con la cifra astronómica de 15 ministros de salud que nada hicieron por el fortalecimiento de la salud en el país. Ni aspirinas, ni curitas hay en los centros dispensadores de salud y eso lo sabe el Gobierno Nacional y sus ministros bate quebrados que nada han hecho por la salud en nuestros pueblos y ciudades.
Hoy más que nunca la red hospitalaria es un cuero seco que se fosiliza en el suelo venezolano y que deja morir a miles de almas que votaron por Chávez tejiendo esperanzas y sueños de futuro. No pasó el Gobierno Nacional de los médicos cubanos y de la formación de pichones de médicos que solo toman tensión y si acaso llegan a inyectar, pues es evidente que calidad profesional no tienen y solo son malformaciones de un proyecto que decidió dar matarile a la salud nacional.
Con esos argumentos hombres como Pérez Salazar, Ibrahín Velásquez y Arturo Rodríguez no encuentran argumentos para defender la revolución ante las críticas lacerantes de los rivales más encarnizados del proceso. No tienen posibilidad alguna de poner sobre la mesa argumentos que le permitan capear el temporal de una sociedad que se muele de a poquito en medio de tanta locura gerencial.
Venezuela se resiente cuando los ciudadanos acuden a los espacios hospitalarios en busca de la salud necesaria para los ciudadanos de una patria esquilmada por seudo gerentes que embarcaron al pueblo con ofertas engañosas que no terminaron de cristalizar en tiempos de revolución. Pero Venezuela no se merece esta peste humanitaria que azota a los ciudadanos de una Venezuela petrolera que se perdió entre ofertas engañosas y planteamientos disímiles que chocan contra la realidad de una sociedad en vías de desarrollo.
Ahora es lastimoso que mientras 16 sabios de la medicina revolucionaria han pasado por las carreteras de la salud venezolana los ciudadanos de la patria de Bolívar se mueren a menguas a las puertas de los hospitales o se quedan en el camino por no encontrar una medicina que le solucione los problemas de salud. Estamos atrapados en medio de un clima de torpezas gerenciales que han llevado la economía por los caminos tortuosos de una crisis humanitaria que levanta ronchas en la revolución y pone a los venezolanos a reflexionar sobre la estafa que le hizo Chávez al prometer un Sistema de Salud adaptado a la Cuba de Fidel.
No quedan dudas que vamos caminando al revés en medio de un clima de improvisaciones que terminó dejando a los ciudadanos sin un sistema de salud adaptado a los nuevos tiempos, sino con una red hospitalaria quebrada que dibujó un norte distinto a la calidad de vida que ofreció la revolución para modernizar los espacios de salud pública. Eso es lo que hay en una Venezuela que ve morir sus ciudadanos a la puerta de los hospitales porque la revolución le falló al país al dejarlo sin hospitales y sin medicinas.
Venezuela se resiente y se hunde en proyectos importados que tienen a Cuba como su asesor en materia de salud. Por eso los pobres se mueren a menguas ante la mirada complaciente de 14 Ministros de Salud que nada hicieron por salvar la salud de los venezolanos.


Un chavismo derrotado
Los chavistas no ganarán más nunca elecciones en Venezuela porque prometieron y no cumplieron. Eso sí profundizaron el hambre al punto de crear una nueva clase social llamada “los hurgadores de basura”. De la IV República de la perrarina como alimento como dicen los chavistas pasamos a la pobreza crítica extrema donde las bolsas del CLAP pagadas a 17 mil bolívares o más son el paliativo que esta gente encontró como solución a la crisis. Es que los revolucionarios están creyendo que sus políticas sociales limitadas al CLAP, las misiones y cuantas becas pudieron inventar para someter a los venezolanos a la peor hambruna de la historia republicana. Estamos sumergidos en el peor momento de la sociedad venezolana y no se avizora en el horizonte algún indicio que este gobierno quiera cambiar el modelo fracasado.
Es que ese modelo económico colapsó antes de tiempo porque las políticas sociales fueron el peor antídoto contra la crisis al condenar a los ciudadanos a deambular por las calles de nuestras ciudades y pueblos en busca de como alimentarse y de cómo encontrar los medicamentos para su salud. No han mostrado los revolucionarios algún plan alternativo para paliar los estertores de la crisis que devora el alma nacional. Ni siquiera volteamos la mirada a la vecina Colombia, al Ecuador que logró la prosperidad con un revolucionario de la academia como Rafael Correa que dejó la inflación en cero y dolarizó su economía. Tampoco miramos a Panamá, ni a Chile, ni a Perú y menos a Brasil, Argentina y Costa Rica.. Nos quedamos atrás rezagados en la cola de los pueblos democráticos del mundo porque combinamos democracia con dictadura para generar un híbrido político que no permite arrancar a una nación vendida ante el mundo como un país rico cuando en la práctica somos solo una nación de la pobreza extrema y solo eso.
Venezuela debe voltear su mirada a los países desarrollados porque no es posible que con tanta riqueza en el subsuelo tengamos una tasa de mortalidad brutal por la delincuencia, por falta de medicamentos y por la quiebra de la seguridad hospitalaria. Quedamos golpeados por ensayar un modelo socialista que solo empobreció a los venezolanos hasta niveles incalculables y no se visualiza la posibilidad de cambios profundos en nuestro sistema económico porque el Gobierno Nacional decidió ensordecer a niveles siderales. No oyen a nadie porque si alguien dice que es necesario dolarizar la economía y hacer la Venezuela productiva se convierte en enemigo del proceso, pues es evidente que no quiere el gobierno rectificar sus errores en el plan económico nacional.
Estamos en un país quebrado por los cuatro costados que parece un cuero seco que se levanta por todos lados sin necesidad de una bomba para llenar cauchos. Ya no es posible comprar pan en las panaderías si no haces una cola de toda la noche en cualquier panadería del país, los costos de los productos son inalcanzables para el consumidor y el control por parte del Estado no existe en una sociedad preñada de improvisaciones gubernamentales. Al no haber mando la gente hace lo que quiere y el mercado se convierte en una bazar de la prostitución donde cada quien hace lo que quiere ante los ojos del mundo.
En un país que se quedó sin industrias producto de las expropiaciones, confiscaciones y decisiones alocadas tomadas por unos empresarios arrinconados por el propio gobierno, no quedan dudas que se desmanteló el aparato del Estado y nos quedamos sin nada. Por eso Venezuela entró en la peor crisis de su historia para quedar desnudos ante el mundo.
No pudo la revolución empujar la economía hasta puerto seguro y solo les quedó inventar las fábulas de Dólar Today la Guerra Económica, planteamientos inverosímiles que ni los chavistas pudieron digerir en estos tiempos de la prehistoria socialista. Venezuela un país rico como dicen en el mundo saldrá de esta crisis mortal muy pronto y ese será el día de la gran fiesta nacional, pues es evidente que con las reservas minerales que tiene la nación no se justifica que los venezolanos pasen calamidades insalvables. Llegar al extremo de elevar los costos de las medicinas y de los alimentos hasta niveles prohibidos es la peor plaga que le pudo caer a una nación atrapada por las locuras de unos ideólogos del proceso que apostaron a vender un proyecto socialista sin piso y sin forma. Ahora cuando queremos salir de las catacumbas de la pobreza nos encontramos con un bolívar devaluado, una economía demolida por ideas obsoletas y un estado atrofiado solo dependiente de ideas trasnochadas de unos asesores cubanos alejados de la realidad nacional.
Por eso el chavismo está derrotado porque le falló al pueblo con sus propuesta de transformación nacional al convertir a Venezuela en un territorio de la pobreza donde la ignorancia tiró sus anclas para pescar incautos que crean en un proyecto hambreador y ruin. Pero ante ese error de cálculo la sociedad venezolana reaccionó hasta el punto de encontrar en el camino a toda una sociedad que se unió para romper paradigmas y terminar demoliendo a un proyecto pirata y hambreador.
@encíclica


Rastros de identidad
Cuando los municipios empiezan a perder su identidad al elegir gente que nada tiene que ver con nuestra realidad solo queda pensar que el mundo está diseñado al revés. Por eso cuando se traen importados a discursear, hacer nuestra historia, nuestra cultura y nuestras actividades empieza a aflorar la ignorancia de nuestros gobernantes. No celebre la presencia de Wilmar Castro Soteldo en Matasiete, como tampoco disfruto que vengan grupos musicales de tierra firme a animar las fiestas de nuestros pueblos. Pero no solo lo hace el gobierno revolucionario sino que en los municipios de la isla los alcaldes usan a figuras que todavía no han aterrizado para conocer la historia de Margarita, ni la esencia de cada pueblo para ponerlos a vociferar sobre hechos históricos, sobre personajes y sobre la cultura de los pueblos. Hay toderos que intentan saber de cada pueblo y ni siquiera conocen el suyo, pero piratean con las costumbres de cada pueblo, se inventan historias fabuladas y sacan de su baúl infinitas historietas que le sacuden el polvo y las disfrazan con sustantivos y adjetivos para maquillar las historias de nuestros pueblos.
Los pueblos insulares pierden de a poquito su identidad por culpa de sus mandatarios que eligen figuras cercanas a sus círculos de amigos por complacer peticiones, pues los gobernantes se erigen como los sabios de las comunidades y se inventan cuentos de caminos para sacar adelante actos políticos culturales que nada le dejan a las comunidades. Eso ha permitido a los pueblos alejarse de los actos programados por gobernadores, Consejos Legislativos, alcaldes y Cámaras Municipales, ya que es vidente la piratería de los planificadores de la basura académica maquillada por los funcionarios públicos.
Sin dudas hay mucha improvisación en los actos protocolares de cada municipio donde se usa la familiaridad, el encompinchamiento y la locura gerencial para imponer criterios que brotan de mentes perversas unidas a la locura del poder. Esa es la realidad de los gerentes de la cosa pública que se equivocan no solo en la forma de gobernar sino en la actuación al “importar sabios” de cualquier parte para elevar bustos, hacer trochas o montar bustos que nada tienen que ver con nuestra realidad.
La historia de los pueblos la conocen sus propios protagonistas y querer fabricar figuras “toderas” para buscar caminos de la verdad es parte de los errores de quienes gerencian al revés la cultura y la historia de nuestros pueblos. Por eso cuando se improvisa los pueblos se resienten y empiezan a dejar creer en sus autoridades porque cuando se tioman decisiones alocadas y alejadas de la realidad de cada municipio se pierde la esencia de los pueblos. Puedo decir que en Municipios como Arismendi es difícil ver un ponente que no sea de su ámbito territorial, pues la Asuntinidad es parte del secreto de los buenos gobiernos. En Porlamar también se ha respetado “La Mariñidad” que es parte del secreto de los buenos gobernantes. Y en otros municipios del estado no se necesitan de “importados de aquí y de alla” para rellenar casillas de actos públicos.
Eso vendrá, la hora llegará de un momento a otro cuando los pueblos empiecen a rescatar sus espacios y recuerdo con claridad cuando desde el chavismo le pidieron a Nicanor Navarro, Cronista de Margarita que renunciara a sus funciones por haber osado “irrespetar” a Bolívar por analizar sus actuaciones humanas y eso desencadenó protestas contra quien usó los hilos de la verdad para escribir sus crónicas. Menos mal que no vio Nicanor el Cronista de Maneiro y de Margarita las alocadas decisiones de los gerentes de la nada, pues perdimos nuestra identidad hace rato y no encontramos como salir de los espacios perdidos.
Cada gerente regional o municipal tiene sus criterios para seleccionar sus acciones históricas y culturales, pero de la esencia de los pueblos saben sus pobladores que son capaces de diferenciar entre los personajes humanos que forman su entorno para darles el valor que tienen sin discriminar, ni soslayar y mucho menos etiquetar porque no comparta nuestras ideas revolucionarias o no. De eso se trata de equilibrar la toma de decisiones para contribuir a tejer crinejas de la verdad histórica de los pueblos, pues como dijo Efraín Subero en su libro “Memoria del Puerto” en su Crónica “La forja de si mismo”: “La gente se empeña en no ver, en no comprender. En enmendar el rumbo de los que empuñaron su rumbo. De los que saben lo que hacen cuando son los otros los que no saben lo que hacen, lo que se hace”. Esa es la vaina….


Smarmatic al desnudo
Cuando los directivos de Smarmatic salieron declarando que hubo fraude en las elecciones de la ANC eso fue una sorpresa para la gente de la revolución porque nunca esperaron que sus socios en el combo electoral salieran diciendo estos secretillos ante el mundo. Saben Jorge Rodríguez y su combo que secunda Tobisay Lucena y Sandra Oblitas que volvieron a estafar a los venezolanos al birlarle la bicoca de 5 millones de votos para mantenerse en el modo cotufa que solo buscó inflar las cifras del fracasado acto comicial de la ANC. Pero el descalabro fue tal que los números de las encuestadoras que hablaban de solo 3 millones de votos coincidieron con la realidad escrutada por el organismo comicial y que por efectos de la Dama de Corazones Tobisay Lucena se elevó hasta los 8 millones de sun solo soplido. De seguro que esa noche Maduro comió dulce de lechoza y Tiby durmió plácidamente ante la responsabilidad asumida de cumplirle al gobierno de nuevo.
Nunca pensó Tibisay la gran magistrada del fraude nacional que la directiva de Smarmatic la empresa inglesa fuera a cantar los secretillos del desfalco electoral más grande de la historia nacional, pero la empresa socia del Gobierno Nacional para salvar su pellejo ante el mundo le mostró las cifras del atraco a mano armada que se produjo el 30 de julio ante la mirada de los venezolanos y de todo el mundo. No se limitó la Rectora Lucena a anunciar los números del resultado electoral, sino que se fue bien lejos al maquillar el resultado de las elecciones para mostrar resultados que dejan por debajo al mismísimo liderazgo del propio Hugo Chávez a quien Maduro con su falsa imagen de líder le pasó por encima un rato largo.
Quién iba a creer que Maduro le ganaría unas elecciones a Higo Chávez y se convertiría por obra y gracia de la mano enguantada de la Rectora Tobisay Lucena en el líder más importante del Continente. Ahí es dónde viene la pregunta, de dónde salieron esos 8 millones de votos que nunca estuvieron en los centros electorales venezolanos? Y brota la respuesta básica que esos esos votos provienen de las capta huellas de los supermercados como CM, de los bancos Bicentenario, Venezuela y del Tesoro, de los aeropuertos, de la tarjeta de la patria, del pago de impuestos, de los trabajadores de la administración pública venezolana y de todos los trámites que realizan los ciudadanos cada día. En la calle no estuvieron nunca los 8 millones de votos que dicen los chavistas haber sacado y esa burla a la nación es parte de sorna como los revolucionarios se burlan del ciudadano.
Quedaron al desnudo Smarmatic y la revolución porque no obtuvieron los votos necesarios para garantizar la presencia en el poder de un gobierno atrapado en sus propias locuras. Ese fraude lo cantaron desde Juan Griego Ibraín Velásquez, Pérez Salazar desde Pampatar, Samer Shtayeck desde Porlamar y Luis Rivera desde Los Robles. No ganaron los más preparados sino los apoyados de Caracas como Hantony Coello en Arismendi, Yul Armas en Porlamar, Checame Millán en Díaz y tanto bate quebrado que cree tener liderazgo y solo son simples alfeñiques de un proceso revolucionario sin pueblo. Así marcha la revolución que se quedó al desnudo en medio de las calles de Venezuela donde la teoría de la cotufa hizo estragos parta elevar los límites de lo impensable en materia de desfalco electoral. Así ocurrió y corresponde al Ministerio Público realizar las investigaciones por la demanda penal introducida por los diputados de la AN para tratar de desmontar el fraude electrónico al cual aludió la directiva de Smarmatic desde Inglaterra para dejar al desnudo a este gobierno de hule que llaman revolución.
@encíclica


Grito de esperanza
La esperanza es lo último que se pierde y cuando la señora Tibisay Lucena leía los números de la Asamblea Constituyente Presidencial le temblaban los labios y le palpitaba el alma porque le estaba vendiendo el alma al Diablo. Y es que fue Tiby la principal carta usada por Maduro para destartalar la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela al prestarse para abombar las cifras que nunca estuvieron en las urnas electorales, pero que esta doctora Corazón hizo multiplicarse como los panes por efectos de una varita mágica que elevó hasta los 8 millones los 3 millones sacados por el oficialismo en la fabulada elección del 30 de julio. Y es que todo el mundo, hasta el más ignorante sabía que los chavistas falsearían los resultados para complacer a su Presidente Maduro.
Qué aberración cometió el gobierno al dar resultados falseados que superaron hasta la votación más alta obtenida por Chávez en comicios realizados en este país. Quien iba a creer que Maduro alguna vez con un rechazo de hasta el 90% pudo sacar una cifra abismal de 8 millones de votos para caerle a mentiras al pueblo venezolano. Con semejante estafa nacional, quizás la más grande de la historia nacional se rompieron los paradigmas de la burla electoral de mayor proporción en Venezuela. No fue extraño para nadie que los chavistas con toda la fuerza del poder usurparan las funciones del CNE y arrodillaran a Tiby para convertirla en la enmascarada que bajo la custodia del Estado se birló la bicoca de 5 millones de votos para endosarlos a la causa revolucionaria. Si es que Tibisay cuando se puso el brazalete para acompañar a Chávez y a Maduro en su ruta de conservar el poder ya se había entregado hace varios años a la causa revolucionaria junto a la Oblitas y sus compinches del CNE.
Qué cara dura la de Tibisay Lucena para asestar la puñalada a la Constitución y para vender los votos de los venezolanos a su jefe inmediato Nicolás Maduro en una vil estafa que desdice mucho de la condición humana de esta hiedra del mal. Pero no podrá Tibisay Lucena, ni los otros magistrados del CNE robar la dignidad a un pueblo que no quiso vender el alma al Diablo por dos centavos, pues no hay dinero en el mundo con el poder suficiente para comprar el alma a los venezolanos que con la frente erguida y su paso marcial le dijeron a la clase política chavista que tendrán que irse del país.
Nadie se creyó el cuento de los 8 millones de votos que salieron de la nada a brindar al mismo gobierno rechazado por los ciudadanos de una patria que se mueren entre la miseria y la inanición. Y es que a los venezolanos nadie les compra la conciencia y mucho menos le cambian un plato de lentejas por su dignidad. Pero ahí está Venezuela firme y pujante de frente contra un régimen atrapado en su propia burbuja de cristal.
A Venezuela no la para nadie en sus aspiraciones candidaturales a ser la reina del Continente, ya que por muchos se muestran las riquezas del país próspero que se negó a morir en manos de estos incapaces que desgobernaron a Venezuela por toda una vida. Ahí está la esperanza de un pueblo sabio que decidió defender su identidad, su dignidad y el amor por la patria grande y que nunca encontró el ru,mbo correcto de la historia. Seguimos apostando a la esperanza y prometemos que cuando estos abortos de la naturaleza se pierdan en la inmensidad del mar, no quedan dudas que volverá la ciudadanía a reinar en tierra de Bolívar.


El despertar de los robleros
La vaina se pudo fea en Los Robles, un pueblo dormido por 100 años sumergido entre hojas secas y el grito de libertad que lanzó Vidal Caribe hace muchos años junto a Baltazar Murguey. No se veía actividad de combate en Los Robles desde que nos levantamos en armas para evitar que tumbaran el Parque Prebistero “Brígido González” y que luego se reedito cuando al “Maestro de la Mentira” se le ocurrió intentar realizar una Iglesia en los predios de la Prefectura de Los Robles y salió con las tablas en la cabeza porque eran tiempos de la vorágine chavista cuando los fanáticos rojos le prendían velones y le ponían flores al Mago de Sabaneta en los altares improvisados que se hacían en las casas.
El peo comenzó cuando los guardias.nacionales torpes como ellos solos hicieron preso al hijo de Chentico el de Lita y a otro muchacho motorizado que nada tenían que ver con las trancas del día jueves 20 de julio cuando la MUD convocó a un paro nacional activo. Pero la vida de los robleros que transcurrí entre juego de animalitos, remates y juego de gallos amaneció ese día de fiesta y activos como en sus mejores tiempos. A partir de las 2 del día los GNB y la PNB empezaron a acosar a los pobladores de Los Robles y con su táctica mal empleada hizo que se levantará un pueblo deseosos de libertad y democracia. De todos lados salieron pobladeños que comandados de norte a sur por Alfonsito y Mario José en los Altos del Tamoco, por Calica en la Fundación Margarita, por Pichurra en la Calle Fraternidad y por los comandos del Parque de Bolsillo que se levantaron en armas para no dejar descansar a la idiotizada GNB que vio como Ramoncito, el guerrillero urbano de Peñas Blancas salió con sus tropas a luchar por la democracia.
Los robleros salieron con sus barricadas a probar su valía en las calles en defensa de la democracia y miles de ciudadanos aceptaron el reto que le plantearon las tropas de Alfonsito, Zurilma y Mario José que no dejaron dormir las barricadas y mientras los uniformados iban a frena las huestes de Pichurra más adelante en la puerta de Juan Calderín se alzaban en armas otro grupo de muchachos que asumieron el compromiso de defender el honor de Chentico el de Lita y su muchacho detenido. No valieron ni los sapos que salieron de las filas del chavismo a intentar vender a sus coterráneos ante los uniformados, pues la gente no hizo caso de “los sapos revolucionarios” que llamaban por teléfono y en voz silenciosa fueron capaces de vender información a los oficiales.
Se alzaron los robleros esa fue la consigna del día en toda Margarita y le mostró a las sociedad de indiferentes que los pueblos pueden dormir 100 años, pero cuando despiertan se convierten en ríos crecidos que se llevan todo por delante. Esa fuerza ciclónica que salió del espíritu del prócer Baltazar Murguey se posesionó del alma guerrera del roblero y hasta los toletes de cazar conejos salieron a relucir para producir una batalla campal que dejó saldo de heridos, presos y asfixiados por las bombas lacrimógenas. A Los Robles llegaron una cantidad de guardias nacionales con su acento cubano y otros de procedencia de tierras llaneras y gochos que vestidos de verde vinieron a Margarita a reprimir las manifestaciones de calle. Sentí orgullo por la gente de mi pueblo que se envalentonó para meter a los GNB en una encerrona de la que no pudieron salir en todo el día, pues las más de 8 trancas estaban armadas de manera táctica que no le dejó otra opción a los guardias que corretear entre barricada y barricada, peo en ningún momento pudieron someter a un pueblo arrecho que hizo morder el polvo a los funcionarios que no conocían el territorio pilarense.
De un lado a otro se movían los robleros para burlar la estrategia militar y Pichurra se reía por el trabajo táctico de someter a los funcionarios a una humillación que salió del espíritu guerrero de los robleros. Atrás quedaron los sapos gritando consignas de revolución, los GNB perdidos entre varias barricadas y un pueblo glorioso que le pasó por encima a los enviados del mal. Los Robles se respeta gritaban entre barricada y barricada unos pilarenses alzados que vieron caer el poder milita de la GNB. Atrás quedaron las barricadas, los cauchos quemados y el pensamiento de miles de almas que ese día salieron a jugarse la democracia en un escenario alzado y complejo. Los Robles hizo en pequeño lo que deberían hacer otros pueblos cuando llegue la hora de la democracia y la libertad, pues eso es lo que viene en pueblos que se tienen que dar las manos para luchar juntos por la defensa de la libertad.


La lección de Venezuela
El 16J ocurrió en Venezuela la mayor rebelión civil del mundo cuando más de 7.600 ciudadanos salieron a decirle NO a la ANC. Por esos salieron los venezolanos masivamente con sus ganas inmensas de sacar a Maduro y su cofrades del poder, pues es evidente que Venezuela colapsó hace rato en medio de una crisis económica que enterró a la nación. Mataron la economía nacional al elevar la inflación hasta el dos mil por ciento y le dieron un golpe mortal a una economía que se cocina a fuego lento hasta destruir el aparato económico nacional. A esa misma crisis económica se le suma la calidad de vida de los venezolanos que empezó a deteriorarse cuando “El Galáctico” comenzó aquel histórico proceso de expropiaciones que enterró el futuro nacional.
Por eso los venezolanos salieron golpeados de este régimen que llegó en el olor a pólvora y la sangre de muchos venezolanos que se opusieron a que le destruyeran su país y no pudieron hacer nada porque el libreto de Chávez y Maduro vino de la Cuba revolucionaria que llevó a Venezuela a la ruina total. Por eso el gobierno empezó a implosionar a los 18 años en el mando después que hicieron un desastre en la administración pública venezolana con grandes actos de corrupción que sepultaron la República. Todo eso ocurrió en nuestras propias narices y se nos vino encima la inflación y la escasez que envolvió a Venezuela en la crisis más descomunal de su historia.
Esa es la razón por la cual todo un país salió a firmar para esa Consulta Popular que se organizó en dos semanas y dio como resultado el entierro del proceso en más de 7.600.000 mil firmas que son una respuesta contundente a los arquitectos de la crisis. Los venezolanos salieron con todo a firmar para que se vayan Maduro de Miraflores mediante unas elecciones generales. Con esa salida se apagarían los fuegos de las teas de una nación incendiadas por los cuatro costados, pero que el gobierno resiste porque están tan empastelados que no encuentran la fórmula para salir ilesos de una trampa en que se metieron con su ideología socialista.
Venezuela les dio una lección de soberanía con esa felpa bestial que superó cualquier instrumento de consulta popular en la historia de la humanidad, pues 7.200.000 firmas es para que Maduro se vaya corriendo a Cuba en busca de asilo. Pero su compromiso con los talibanes del proceso lo lleva a retar la fuerza del tsunami ciudadano que de seguro se lo llevará por el medio como un simple tronco de árbol. Hablo Venezuela y dejó a Maduro y sus esbirros dependiendo de un sector de las FANB y de los corruptos que lo acompañan en la gestión, razón por la cual esta entrampado en sus propias locuras del poder.
Ahora cuando se resienten las estructuras de la revolución el gobierno está resistiendo con Diosdado a la cabeza, pero con la proa en una negociación que permita a los cabezas del proceso irse a países como Cuba, España, Rusia y el Libano, permitir un salvo conducto para los que destruyeron a Venezuela. Todo eso está en juego en el peor momento de una revolución que vuela bajo y pierde altura con cada torpeza cometida por Diosdado y sus esbirros. No quedan dudas que solo le queda a Maduro resistir y usar a Diosdado, Mario Silva y Jorge Rodríguez como las puntas de lanzas de un proceso hundido y sin fuerzas. Por ahora vienen negociaciones que incluyen diálogos y mesas de trabajo, pero veremos quienes son los valientes que se arriesgarán a perder la credibilidad y el respeto de la gente. No es fácil la transición, pero debemos entender que ningún país del planeta ha salido de una crisis similar sin diálogo y sin sangre.


Consulta Popular
Los chavistas alegaron que la figura del Plebiscito era inconstitucional y se encontraron con la sorpresa que la AN usó la Consulta Popular como la jugada maestra que puede ser convocada por el organismo legislativo para consultar al pueblo sobre temas fundamentales para la República. Pero calaron los dos conceptos constitucionales y aunque se apartó el término “Plebiscito” para dar paso a Consulta Popular, esa jugada hizo perder la cabeza a Maduro y sus muchachos. Tanto fue la locura revolucionaria que al idiotizado Director de Conatel se le ocurrió la flamante idea de ir a todas las emisoras del país a prohibir que se use el término Consulta Popular porque le hace daño a la revolución.
Pero que idiotez de un Director de Conatel que obedece las líneas maestras de Miraflores para cuidar su silla en la oficina del control de emisoras del país. Pero se jodieron los enviados de Maduro porque nadie le está `parando a esas órdenes desteñidas que no llegan a ninguna parte, pues eso mismo pasó con los trabajadores públicos el 6D y la gente le jugó al gárgaro retándolos a que los botaras de sus trabajos. Eso no ocurrió ni va a ocurrir porque le faltan brazos al gobierno para controlar a una sociedad que le perdió el respeto al Mandatario y a su corte.
Esa Consulta Popular convertida en Parrilla Popular por el periodista Nelson Bocaranda es parte de la torpeza de un régimen que usa a sus esbirros para tratar de intimidar a un ciudadano que hace rato se rompió las amarras para declararse libre ante el mundo. Ahora pueden estar seguros los revolucionarios que el 16J será la fecha histórica donde se romperán las cadenas de un régimen opresor que no encuentra la fórmula para frenar a una sociedad cansada de tanta represión y dispuesta a poner fin a esta pesadilla autoritaria que está terminando sus últimos días en el poder.
Con esa Consulta Popular que vuelve loco a los chavistas quedará probado que el 87% de los venezolanos no quieren a Maduro y por eso firmarán para que el mundo vea de cerca que el régimen perdió su popularidad y no tiene fuerzas para mantenerse en el poder. Esa avalancha de ciudadanos sufragando hará perder la cabeza a un oficialismo que perdió la dirección y no encuentra la fórmula para rescatar el capital político que le dejó Chávez a su delfín Nicolás Maduro. Pero el culillo es grande y solo le queda a los revolucionarios usar los cliches de la guerra económica y la página digital de Dólar Today para terminar engañando a su gente con fantasías sacadas de la manga del mago. Esa es la realidad en esta batalla de las ideas que mantiene a la oposición batallando con un rival que tiene mucho poder y apela a la represión, a la coacción, a la intimidación y a la presión política para tratar de mantener los votos de la administración pública que nunca ha tenido amo. De seguro se le reventarán las costuras a la revolución que se niega a entregar el mando, aun cuando saben que el pueblo no los quiere porque le robaron sus sueños y su futuro.
Así estamos en un país que marcha sin capitán de la embarcación y con la brújula descontrolada y con miles de millones de almas que apuestan a los cambios en medio de una tormenta que se llevará por el medio a esos disfrazados de revolucionarios que solo han logrado condenar a los venezolanos a la ruina y a la pobreza extrema.
Venezuela se respeta y en la Consulta Popular el único ganador será ese pueblo venezolano atrapado en sus propias locuras de elegir sin conciencia a un loco que solo trajo al gobierno un modelo populista que nada aportó a la salvación de la democracia. Vamos Venezuela puja que está naciendo el nuevo país con banderas y estrellas que muestran la cara limpia de la patria nueva.


El voto conciencia
Llegó la hora del voto conciencia y de reflejar en esa Consulta Popular la rabia de un pueblo que tiene 18 años sufriendo las ingratitudes de un gobierno populista que llegó al poder para estafar a la gente. Eso fue lo que hizo Chávez engatusó a la gente con el concepto equivocado de pueblo. Al principio de la revolución todo se centró en el pueblo como el gran protagonista y de la noche a la mañana ese concepto se convirtió en un simple parapeto formado por vocales y consonantes para formar un vocablo vacío y solo eso.
Y es que desde que los militares salieron a vender pollos y verduras a la Avenida Bolívar se produjo la simbiosis con los enchufados que abrieron un espacio para que apareciera la cúpula militar para tener participación en el festín de Baltazar. Desde ese momento los generales de la República comenzaron a izar la bandera cubana en una señal inequívoca que los militares cubanos terminarían adiestrando a los militares venezolanos. De esa forma empezó a inundarse la sala de máquinas de la República en una señal inequívoca que fallamos en la construcción de un modelo político socialista. Vino el punto de quiebre con instituciones prostituidas y arrodilladas a los pies del amo. Más nunca el TSJ, CNE y Contraloría General de la República. Se vino encima del país la ola de las corruptelas con civiles y militares llenando sus alforjas en las propias narices de un gobierno complaciente que solo supo llenar sus bolsillos. Así arruinaron a Venezuela hasta convertir la República en un Estado Forajido que se embadurnó en el manejo de los recursos con la venia del alto poder.
Venezuela se volvió nada ante los ojos de los funcionarios corruptos porque mataron la República de a poquito tejiendo crinejas con mafias del poder protegidos por bandidos que recibían órdenes de las cumbre del poder. Por eso empezaron a secarse las arcas de la nación y la vaca lechera empezó a quedarse con la ubre vacía. De todos lados salieron los bandidos de siempre con estrategias que le permitieran conservar el poder nacional.
Más nunca volvimos a ver la organización de los poderes públicos para servirle a las comunidades, sino de disfraces de represores similares a los verdugos cubanos. No tuvieron pudor los revolucionarios para entregarse al poder transitorio de Miraflores y se sacudieron el polvo del camino para terminar siendo la cultura del bandidaje público. Por esas razones “El voto conciencia” empezó a aparecer en Venezuela después de 19 elecciones que hicieron sentir a los revolucionarios que eran los herederos de Bolívar y a los políticos que ocuparon altos cargos que eran líderes con pies de barro. Y ese 6D del 2015 se vino sobre la clase chavista la felpa electoral más gran de su historia, pues con 114 diputados la oposición unida logró se apoderó de la AN para siempre. Por ese motivo el régimen empezó a apretar duro hasta llegar al punto de intentar eliminar la AN para evitar que le controlaran los pasos al Presidente Maduro y eso produjo una nueva ruptura del hilo constitucional que generó el despertar del pueblo somnoliento y la derrota inminente del régimen. De esa forma ni Tibisay Lucena pudo parar el avance de un pueblo arrecho que sin alimentos, ni medicinas y con una moneda vuelta polvo terminó de destruir a Venezuela. Se alzó el país porque perdió la calidad de vida y el gobierno bolivariano con las políticas populistas de la Misión Vivienda y los CLAP, no pudieron secuestrar más nunca a los ciudadanos. Ahora cuando viene la Consulta Popular el Voto Conciencia de la gente le dará la estocada definitiva a un modelo socialista que no pudo encontrar la fórmula para mantener maniatado a un pueblo que salió por la calle del medio a terminar con un gobierno atrapado en su propia locura de poder. Venezuela despertó y el Voto Conciencia hablará este 16 de julio con una avalancha de votos que será materia de referencia en el futuro de Venezuela.


Vienen cambios
No son ignorantes solo los que no estudian, los que no se preparan sino los que habiendo estudiado continúan a las faldas de los grandes jeques de la política escarbando huesos a ver que cosechan. En estos tiempos de cambios que se asoman en la República es la calle la única opción que mantiene vivo el conflicto y es criticado por ignorantes que desde su cúpula de cristal solo asumen su verdad para intentar imponer criterios que de nada sirven en estos tiempos de conflictos. Duela a quien le duela son los estudiantes, la juventud y las mujeres los grandes protagonistas de esta gesta por la democracia y la libertad y uno que otro político que ha asumido responsabilidades a la hora de mantener vivo los conflictos de calle.
Da tristeza que los indiferentes usen solo la palabra en conversaciones de café para descalificar las protestas de calle que es la única fórmula de la oposición para mantener viva la opción de cambios en este país. Esa es la realidad de un ciudadano que se muere a menguas en medio de la vorágine revolucionaria y solo se queja por el hambre que destroza los estómagos de sus familias y ni por eso dan un paso adelante para poner orden en el caos que desborda la sociedad venezolana.
Es lastimoso que se sigan graduando profesionales en esta República con el cerebro vacío y sin argumentos ciudadanos para enfrentar la crisis que desborda los linderos de esta sociedad enferma de ignorancia. Pero está llegando la hora de cambiar el modelo del atraso y la ignorancia por un modelo de visión hacia adelante y con la vista puesta en la formación de ciudadanos de primera, capaces de transformar el mundo con ideas libertarias.
Venezuela se metió en un bacanal de la anti historia a punta de bayonetas y olor a pólvora como si estuviésemos en el siglo pasado, donde las montoneras llevaban la batuta de los cambios del país. Ahora cuando los militares están en manos del poder constituido y se arrodillan ante el mandamás de turno sin mirar a la Constitución como su hoja de ruta para salvaguardar la República, entramos en una etapa de miseria democrática que deja en el camino ese afán de proyección histórica.
No estamos en tiempos de golpes de Estado, ni de tumbar el gobierno con bayonetas caladas y con insurgencias de enanos militares que con sus armas irrespetan el espíritu libertario, pero sentimos lástima por los militares que haciendo caso omiso del pensamiento bolivariano, apuntan sus armas contra su pueblo. Eso no fue lo que diseñó Bolívar para su pueblo, sino que el Libertador apostó siempre a la democracia como soporte de la humanidad y no van a imponer estos fascinerosos que se han robado el tesoro nacional a imponer un modelo comunista que ancle para siempre un modelo socialista primitivo.
Por eso ellesbicito del 16 de julio le dirá a los venezolanos en qué etapa estamos y no le quedará a los oficialistas otra opción sino entender que los ciudadanos de esta patria quieren cambios por encima de todas las cosas. Por supuesto los hombres del gobierno jugarán a la presión laboral para aferrarse al poder y eso no le dará ningún resultado como ocurrió el 6D del 2015. Con esa respuesta contundente que darán los ciudadanos el 16 de julio se le verá la costura al proceso y ni que hagan simulacros ese mismo día podrán frenar a un pueblo que decidió salir de este atajo de corruptos que solo entendieron en gobierno como una fórmula para hacer dinero y solo eso.
De la mentira de usar el sustantivo pueblo como consigna solo le queda una cola de ignorantes que juegan a recolectores de migajas y a arrastrarse al paso del poder para tejer sus intereses pecuniarios. Venezuela da un salto adelante en medio de la tormenta inflacionaria que puso contra la pared a los ciudadanos y cerró la posibilidad de resolver sus problemas económicos que nos puso a cobrar en bolívares y a pagar a precio de dólar sin que los cancerberos del proceso se percaten que el país se muere de hambre. Eso es lo que hay en una República Bananera donde un Rey con corona de hojalata puso a sus súbditos a cobrar altos sueldos y condenó a los ciudadanos a la muerte lente por no tener alimentos, ni medicinas. Esa es la realidad de una sociedad enferma que tiene a los ciudadanos al borde de la locura al no encontrar salidas a una crisis fabricada por cazadores de ilusiones que solo diseñaron sus políticas para que solo las cucarachas sobrevivan al paso del terremoto llamado revolución.


El hilo roto
Se rompió el hilo de parte a parte con la actuación de Cabeza e’ Mango cuando acepta que el condijo las huestes chavistas para el asalto al Palacio Legislativo. Esa jugada del gobierno planificada por los esbirros del régimen terminó con un baño de sangre que dejó en entredicho el tema de amor y paz que usa el Gobierno Nacional como estrategia para dar la impresión al mundo que es un gobierno del amor.
Quedó al descubierto ante el mundo que los colectivos son violentos y que abusan del poder entregado por el gobierno para agredir a todos los que se le atraviesen en su camino. El hilo se rompió en medio de la trifulca de la AM que dejó al desnudo al rey que terminó buscando argumentos para justificar la agresión contra los diputados. Pero llama poderosamente la atención que muy temprano el Vicepresidente Tareck El Aissami acompañado de sus lugartenientes del alto mando militar estuvieron en las afueras del Palacio Legislativo para intimidar a los diputados que ese día estarían aprobando el Plesbicito para que el pueblo venezolano de su dictamen sobre si quiere AMC o no. Esa jugada maestra sacada de la manga del mago para poner sobre la mesa la decisión del soberano con respecto a si quiere Asamblea Constituyente o no. Con semejante táctica la oposición trastocó los linderos de la paciencia chavista hasta el punto que el mismo Vicepresidente dio la cara para animar a los colectivos que más tarde terminaron violando la privacidad del parlamento nacional.
Ahí fue donde entró en juego Oswaldo Rivero “Cabeza e’ Mango” que armado con su cámara y su equipo de perifoneo lideró el asalto al Palacio Legislativo que terminó golpeado y arrastrando a varios diputados y diputadas. Con esa arremetida que llevó a la turba chavista a los jardines y hasta el mismo hemiciclo legislativo. Ahí se libró ese Día de la Independencia con una violencia desmedida que terminó con varios diputados en clínicas de Caracas. Con esos actos de violencia que lideró “Cabeza e`Mango” dejó al desnudo a un régimen de la violencia que tiene largo rato jugando a la mentira comunicacional manejando con acierto los elementos informativos para confundir al pueblo venezolano. Eso produjo que Nicolás diera el discurso más corto de su paso por la Presidencia porque sabía que se estaba cometiendo esa atrocidad contra los diputados de la República y no le quedó otra alternativa que ordenar una investigación del atropello contra el Parlamento. De verdad que fue brutal esa arremetida que coordinó Oswaldo Rivero y que el Coronel Lugo avaló al abrir las puertas de la AN para que la turba entrara con palos, piedras y armas para agredir a los legisladores.
Una brutal paliza contra De Grazia, Padilla, Regnault, Bracho y Armas a quienes le propinaron heridas, lo golpearon en el piso y los arrastraron por los jardines ante los ojos de la GNB acantonada en el órgano legislativo. No apareció el Coronel Lugo sino después que le dieron la paliza a los diputados y quedó grabado todo ese episodio de amor y paz que recorrió por todas las redes y llegó a los distintos gobiernos y parlamentos del planeta.
Quedó grabado ante el mundo que los generadores de violencia son los chavistas que volvieron a quedar desvestidos como un gobierno autoritario que ha maltratado a los ciudadanos de un país. No merecemos los venezolanos que sigan hombres comoi Tareck El Aissami y Cabeza e’ Mango dejando mal parado ante el mundo a una sociedad enferma de violencia. Eso es lo que hay en una sociedad que el mismo Día de la Independencia vio como el Gobierno de Maduro abusó del poder para dar libertad a mal vivientes que irrumpieron en el Parlamento Nacional a irrespetar la voluntad de 14 millones de venezolanos que le dieron su aprobación a los diputados electos por el pueblo. Si esa estrategia la hizo el G2 Cubano debe ser la última porque solo consiguieron un baño de sangre innecesario y que el mundo se enterara que la violencia y la represión vienen del mismo Gobierno de Maduro. Así están las cosas en una sociedad de la mentira que hizo levantar las costras de la miseria hasta el punto que Nicolás y Cabello llegaron a decir que desde la AN le cayeron a tiros a un pueblo llenó de amor y paz que solo respondió a la violencia de los parlamentarios. Los videos hablan y eso deja mal parados a los ideólogos del proceso que vieron caer el ropaje del Rey desnudo. Se le rompió el hilo a un gobierno que no ha dado con la fórmula para dolarizar la economía y mantiene una inflación mortal que acaba con los venezolanos en tiempos cuando la productividad de los alimentos se vino a cero, la escasez es su marca de fábrica y la corrupción es la huella negra de un gobierno que prometió formar al hombre nuevo y no supo gobernar a un país que creyó en las buenas intenciones de este atajo de militares enfermos de poder que se robaron hasta el queso que estaba sobre la mesa.


Asalto legislativo
Cuando las hordas chavistas decidieron saltar las verjas del Palacio Legislativo lo hicieron porque sonó un silbato, escucharon una voz o de algún lado el viento silbó para que la manada de manatíes heridos saliera en veloz carrera en busca de sangre. Si iban las hordas rojas con sed de sangre y con los colmillos afilados para comerse el manjar del día, diputados a la naranja. Ahí estaba Oswaldo Rivero “Cabeza e’ Mango” con su voz sonora dando órdenes para que los colectivos que supuestamente esperaban entregar un documento a la directiva de la AN, pudieran entraren sana paz al hemiciclo legislativo. Por lo menos eso fue lo que colgó Cabeza e`Mango en su portal twitter para justificar las lesiones que le propinaron a Américo De Grazia, Armando De Armas, Nora Bracho, Regnault y otros que fueron golpeados por la vorágine madurista. Esa estrategia de golpear hasta la muerte le salió de nuevo mal la jugada al proceso, aun cuando su jefe en su discurso del 5 de Julio ordenó una investigación a los actos de violencia de la AN. La noticia recorrió el mundo en fracciones de segundos por las redes sociales para recibir la condena de todo el mundo y los parlamentos mundiales emitieron comunicados que mal ponen a un gobierno que ya no tiene pueblo y solo con la represión y la violencia pretende aferrarse al poder. Por las twiteras se hicieron virales en fracciones de segundos los actos de violencia contra un Parlamento Nacional que ha sido mancillado por los violentos de la revolución. Esa es la razón por la cual la ruptura del hilo constitucional con la inhabilitación a la AN, las arremetidas contra la Fiscalia General de la República y ahora con este salvaje ataque contra la AN, terminan condenando ante el mundo a estos angustiados personajes que no quieren ir a elecciones porque se quedaron sin pueblo en poco tiempo. No tienen gente y por eso intentan realizar una Asamblea Nacional Constituyente es la única opción que le queda al Castro-madurismo para salvar su permanencia en el poder, pues es evidente que no tienen pueblo para volver a ganar elección alguna. De aquellos recuerdos de que ganaban elecciones a granel y que eran el gobierno que más hacía elecciones en el planeta, solo quedó una historia de victorias consecutivas que les permitió el liderazgo del “Galáctico”. Esa página de la historia revolucionaria ya quedó atrás porque la escasez, la falta de medicamentos, la corrupción, la inseguridad, la inflación y la destrucción de la autonomía de los poderes públicos formaron un coctel perfecto para la salida inmediata de la revolución del poder. Y siguen metiendo la pata los revolucionarios al quedar en evidencia ante el mundo como los violentos de esta lucha por la democracia, ya que es evidente que las frases de amor lanzadas al aire por Nicolás son simples saludos a la bandera ante la realidad que le carcome el alma al proceso. No pueden ocultar un día más los chavistas sus niveles de violencia y la aberración de usar el poder para vulnerar las instituciones y arrodillar los poderes públicos a los pies del amo. Se quedaron cortos los documentos gráficos que dejaron Carlos Andrés Pérez y Salas Romer cuando dijeron que la presencia del militarismo en el gobierno terminaría convirtiendo a Venezuela en un país en ruinas y donde la corrupción sería su estandarte. Así ocurrió porque la revolución le vendió el alma al Diablo con la idea de perpetuarse en el poder y no encuentran la fórmula mágica para preservar el poder, pues la gente se cansó de tantas mentiras para terminar dándole la espalda a un proceso que se diluyó en sangre y violencia. Esa es la razón por la cual nunca nació el nuevo ciudadano porque la corrupción se comió a sus propios hijos y en estos momentos el 80% de los venezolanos pujan para cambiar el gobierno por la vía electoral o por cualquier vía, ya que nadie puede vivir en un país en ruinas. Es posible que el G2 cubano sea un equipo de estrategas de primera categoría, pero con ese asalto a la AN dejaron muy mal parado a un régimen que hace aguas en medio de la tormenta, pues ganarse el repudio internacional en nada favorece a un gobierno que vive sus últimos momentos de gloria. Quedan muy mal ante las naciones del mundo y por eso no le quedó a Nicolás la alternativa de anunciar en plano discurso del 5 de julio sino ordenar una investigación de los hechos. Esa es la ´última jugada de un régimen atrapado en sus propias convulsiones con el episodio del “Asalto legislativo”.


Miseria judicial
El cerco montado por el Gobierno Nacional a la Fiscal Luisa Ortega Díaz es una clara muestra del abuso de poder de un mandatario que es rechazado por el 80% del pueblo venezolano. No se había visto un ataque tan brutal contra las instituciones democráticas por parte de los mismos hombres del Estado y le dio un golpe mortal al Poder Judicial venezolano. Ese clima de miseria judicial que rodea como aves de rapiña el sistema judicial venezolano es parte de la ruptura del hilo constitucional y la condena de los venezolanos a la mano de hierro de un dictador sin escrúpulos.
Desmontan de a poquito el Poder Judicial venezolano para hacer y deshacer en medio de la marabunta violatoria de la constitucionalidad que aprieta a los ciudadanos y convierte a Venezuela en tierra arrasada. Aquí ha privado la fuerza del Estado que es manejada a capricho por Nicolás Maduro, un conductor de metrobús que delira con el mando hasta volver trizas a la República. No aguanta la sociedad venezolana tanto ajetreo del abuso de poder y se arrincona a la ciudadanía hasta un estado de miseria que raya en el terror.
Ese golpeteo contra la autonomía de la Fiscal General de la República es parte de la locura del poder que manejan a su antojo Maduro y usa sus instrumentos del poder para someter a sus rivales políticos a la máxima expresión. Da pena que este gobierno comunista haya desmantelado el aparato judicial hasta el punto de cambiar magistrados a su antojo y ahora pretenden hacer un ante juicio de mérito a la Fiscal Luisa Ortega y hacen esfuerzos tácticos para suplir a la Vice Fiscal para ponerla en su lugar cuando hagan efectiva su salida del órgano judicial. Saben los chavistas que la Fiscal tiene en sus manos grandes secretos del régimen y quieren a toda costa detener esa hemorragia de crímenes y corrupción que corren bajo las aguas de los túneles de la Fiscalía. Ese es el apuro de Maduro y sus acólitos que buscan a toda costa llegar a los linderos de Asamblea Nacional Constituyente para conseguir una patente de corso para toda la vida. Eternizarse en el poder es la táctica de un mandatario rechazado por el pueblo y seguido solo por los beneficiarios del poder que solo llegan al 10%, pues es evidente que la escasez de alimentos y medicinas, la inflación descomunal y la quiebra del sistema de salud mantiene el hambre como la reina de una nación sin futuro. No puede haber porvenir en un sistema político que prometió dar poder al pueblo y somete a las inclemencias del hambre a familias enteras que solo se mantienen aferrados a un recuerdo de gloria prometido por “El Galáctico” y que se quedó en las promesas de los niños de la calle y de poder para el pueblo. Con esa estafa quedó la República a tientas, dando vueltas en círculo y sometido a los dictámenes de un modelo socialista que en nada ayudó a la preservación de la democracia sino que con la ruptura del hilo constitucional caminamos hacia la confrontación final.
Esa miseria judicial deja a los ciudadanos sin derechos que protejan su vida y el Estado Forajido hace de todo en una sociedad donde los Derechos Humanos son manejados por un miserable de la política como Tareck Williams Saab que le ha mentido al pueblo en sus desandar por distintos cargos de la administración pública venezolana. Aquí ya no quedan jueces probos y la escogencia de los magistrados del TSJ se hizo por politiquería hasta el punto de colear a bagres con problemas de corrupción, de moral y de ética en espacios que en otros tiempos estuvieron asignados a académicos con la fuerza del conocimiento. Pero este país explotara en cualquier momento porque la fuerza de la razón no puede acompañar a un proyecto cuyo norte está fundamentado en la violación de la Constitución y en el abigeato político.


El affaire del helicóptero
El acontecimiento del helicóptero que sobrevoló El Palacio de Justicia y lanzó las granadas sobre su estructura es la válvula de oxígeno que usa el gobierno para justificar los 77 muertos que van en estos 82 muertos de las protestas. Le han caído a tiros al pueblo venezolano violando los derechos humanos de los ciudadanos, han herido a miles, golpeado a miles y apresados a miles de miles en actos contrarios a la Constitución de la República y pasando por encima del derecho a la protesta- Estos tipos son tan irónicos que ponen en un programita de mala calidad al grotesco bufón de la revolución Diosdado Cabello a insultar a todo el mundo, a llamar drogadictos y homosexuales a tutiri mundi y a ensuciar la reputación de todos los venezolanos y a alabar a los pillastres del proceso que realizan alguna gesta èpica de los corruptos que reclutan los buscadores de talentos del proceso para realizar hazañas olímpicas de película.
Por ejemplo usar a Maikel Moreno con el expediente que tiene como la figura judicial del TSJ pasa por encima de la ética y la moral enterrándola varios metros bajo tierra y dando una bofetada a los abogados y jueces que han llevado la batuta judicial del país. Tampoco es ideal usar a Pedro Carreño a quien le dicen “Carroña” como clarinetista dl proceso no es un acto heroico, ni algo parecido porque éste personajillo de marras está muy cuestionado ante la opinión pública venezolana y menos le sirve la tesis de usar un militar de baja ralea como el que irrespeto a Julio Borges en La Asamblea Nacional y que en sus alforjas carga un expediente de secuestros que lo califican con bajos números ante la sociedad venezolana. Por eso el affaire del helicóptero es la única fórmula que ha conseguido el oficialismo en los últimos meses para salir del foso de la improvisación a que ha conducido Nicolás Maduro Moros a las fuerzas revolucionarias y socialistas. Qué idiotez representa la idea loca de llevar ante el mundo el ataque contra el Palacio del TSJ por parte de un funcionario del CICPC que atormentado por la crisis sobrevoló el edificio de Justicia y lanzó granadas que explotaron en el aire para tratar de intimidar a un gobierno que está acobardado por su pésima gestión que lo hizo perder el amor del pueblo.
Pretender hacer una operación pote de humo con un affaire aéreo que dejó atónitos a los ciudadanos de Caracas y que levantó los grandes titulares de los periódicos de Venezuela y el mundo. Con este intento de asustar a los oficialistas el funcionario Oscar Pérez no solo asustó a Maduro y su combo, sino que generó especulaciones de todo talante que alborotaron el alma nacional. Eso indica que cada día se producen acontecimientos sorprendentes que son usados por el oficialismo para intentar remontar la cuesta de la popularidad pérdida.
Nada fácil es la tarea para el oficialismo de tratar de recuperar la confianza pérdida por el pueblo, pues con más del 80% de rechazo no volverán al poder más nunca. Esa es la tarea del indio que deben hacer los chavistas y su mejor salida es irse a la oposición a construir un nuevo modelo de cómo combatir a sus rivales políticos. Nada fácil para un modelo político fracasado que hundió a Venezuela en la ruina y sembró el hambre como la fórmula para condenar a los ciudadanos a la miseria colectiva para siempre. Querer usar el affaire del helicóptero como una excusa para justificar sus errores en el asesinato de 79 jóvenes no es la solución a la crisis económica y social que condena a los venezolanos a la destrucción de un país que se volvió barro en las manos de estos fracasados del Socialismo del Siglo XXI.


Sin desperdicios
El discurso de la Fiscal Luisa Ortega Díaz rompió paradigmas con su intervención que condenó al Gobierno de Maduro a una sentencia imaginaria que deja mal parado a quienes detentan el poder. Creían los hombres de la revolución que arrinconarían a Luisa Ortega y recibieron una respuesta contudente, que deja al desnudo a los hombres del gobierno en este caso a Maduro, Diosdado, Jaua, Jorge Rodríguez y hasta al baboso Aristóbulo Ituriz. Se empinó con la palabra elegante la Fiscal General y sacudió sus alas para defenderse de los ataques perversos de una cantidad de alabarderos que con odios enfermizos intentaron arrinconar a esta de la institucionalidad.
No desperdició palabras la Fiscal Ortega Díaz en su intervención desde su escenario natural la Fiscalía con declaraciones sobre las sentencias que emitió el TSJ. Indicó la Fiscal que estas sentencias están inmotivadas y no exponen las razones por las cuales tomaron esas decisiones. Y sostuvo que estamos frente a un desmontaje progresivo del Ministerio Público y sus funciones, y como consecuencia de eso estamos ante una ruptura del hilo constitucional. No quedan dudas que estamos frente a una ruptura del hilo constitucional que atenta contra los derechos humanos de los ciudadanos a quienes el Estado pone en situación de peligro.
La inseguridad jurídica aumenta en el país porque ahora las personas no saben a dónde deben ir para defenderse. Y es que con estas sentencias chimbas del TSJ se está rompiendo el hilo constitucional nuevamente para mantener el golpe continuado y en el proceso de desmantelamiento del Estado. Pero lo más peligroso señala Luisa Ortega Díaz es que cualquier organismo puede investigar a cualquier persona y hasta privarlo de su libertad. Eso indica que estamos en un limbo jurídico y que alguien pretende apropiarse de las investigaciones penales para hacerlas a su medida, por lo que la represión irá en aumento. Y fue más profunda al señalar “Cómo no puedo vencer al enemigo con votos lo venzo con el Derecho Penal, pues todo el que sea una amenaza para el régimen lo tengo que aniquilar, ya que todo el país es terrorista. Y realmente lo que existe es un terrorismo de Estado donde se perdió el derecho a manifestar, donde se enjuicia a civiles en hospitales militares y mataron el debido proceso, pues todos los caminos están cerrados en un escenario donde solo un pequeño grupo quiere Constituyente. En ese estado de barbarie los revolucionarios entraron en pánico y propician un alzamiento militar peligroso para la República, razón por la cual la Fiscal llamó al país a mantenerse apegado a lo que dice la Constitución y la ley.
Es el momento de sentirse comprometido con el sentimiento venezolanista de sentir al venezolano, pues el país está cansado de tanto odios y desprecio, pues las armas deben estar al servicio del pueblo y no usarlas en contra de su propios hermanos. Con esa clara intención de anular el MP por vías no democráticas. Y fue más lejos la Fiscal Ortega Díaz al considerar como “ilegítimos a los magistrados del TSJ lo que obliga a una investigación profunda de lo que está pasando en el TSJ y al desconocimiento de dos sentencias que solo son parte de un entramado revolucionario que está de espaldas a la realidad nacional. Esa intervención magistral hizo que la Fiscal Luisa Ortega Díaz asumiera un rol protagónico al negar esas sentencias y sobre todo juró defender la Constitución y la democracia hasta con la vida. Magistral intervención de Luisa Ortega Díaz que deja de lado a los ignorantes que desde las trincheras de la oposición han lanzado sus dardos contra ella y han dudado su casta de guerrera que ha entendido el valor de la democracia y la libertad.
Viva Venezuela y sus hijos ilustres que buscan a toda costa salvar la democracia y reman a paso rápido para evitar ese fraude constitucional que solo tiene el aval de un 10% de la población venezolana. Esa es nuestra realidad y la Fiscal Luisa Ortega con su dardos envenenados dejó al desnudo a una revolución que con este discurso sin desperdicio dejó al denudo a esta revolución de pacotilla.