PORLAMAR, ISLA DE MARGARITA

IMPRIMIR

OPINIÓN

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

Rodéate siempre de hombres y mujeres leales y dormirás tranquilo

Desde el puente 

Más de lo mismo 

Oswaldo Álvarez Paz 

Esta semana registramos más de lo mismo, pero bastante peor. A medida que avanza el calendario, las torpezas del régimen agravan el cuadro general. Los disparates de Maduro se repiten con una frecuencia digna de aciertos, lamentablemente es una cadena de errores imperdonables en cualquiera que ejerza funciones como jefe de estado. Las cantaletas del dúo Maduro-Cabello sobre golpes de estado, magnicidio, conspiraciones al por mayor y amenazas a discreción, no logran justificar la creciente represión ni la violencia física e institucional en contra de dirigentes políticos probadamente democráticos. Mucho menos los calculados asesinatos de estudiantes con el añadido de cualquier cantidad de heridos y detenidos arbitrariamente. En Táchira, Mérida, Lara, Carabobo, Zulia y en Caracas las cifras no tienen precedentes.

El gobierno no ha entendido que el miedo a la represión formal e informal, ha sido superado por la rabia. La indignación crece en progresión geométrica. Esto se traduce en disposición a luchar abiertamente en las calles, en todos los escenarios posibles, apelando a todos los recursos constitucionales para lograr el cambio que Venezuela necesita con urgencia.

Los misteriosos cadáveres que aparecen a diario con señales de haber sido víctimas de crueles asesinatos, nos hablan de la creciente operatividad de verdaderos escuadrones de la muerte al servicio del régimen a cambio de una impunidad insólita, nunca antes vista. El control y la presión sobre los medios de comunicación, la censura impuesta por el gobierno o por dueños, directores o principales de los mismos, no logran ocultar cuanto sucede. Por supuesto tratan de minimizar las noticias al respecto y no profundizan en los análisis correspondientes. Pero la gente es sabia. Percibe el mal olor de la podredumbre oficial.

Las últimas decisiones en contra de Estados Unidos son ridículas y contrarias al interés nacional. Maduro no asistió a la toma de posesión de Tabaré Vásquez en Uruguay, por temor a verse cara a cara con jefes de gobierno y dirigentes del mundo entero que se pronuncian, cada vez con más fuerza, por la libertad de los presos, el retorno de los exilados y la defensa de la democracia.

oalvarezpaz@gmail.com


La Columna de Dante 

¡Bolívar bolivariano! 

Dante Rivas 

A veces lo urgente nos impide ver lo importante. Vivimos tiempos de alta demanda de esfuerzos, el tiempo vuela y nosotros -sin querer-, podemos alejarnos involuntariamente de las esencias de dónde venimos y eso no es bueno.

Hoy regreso el tiempo tres décadas atrás para conmoverme con la infausta noticia de la muerte de Alí Primera. De estudiantes bebimos en la sabia de sus pensamientos un sentimiento nacionalista que nos fundamentó como bolivarianos indeclinables. Un estilo de vida basado en la austeridad y honestidad; en el amor al otro como sustento de una filosofía pacifista, de alto voltaje humanista. El sentirnos iguales respetándonos como tales y construyendo un ambiente de gran familia venezolana, bajo un cielo bello tricolor que nos cobije a todos.

Aprendimos a querer la patria, a amar nuestra bandera con el “Bolívar bolivariano no es un pensamiento muerto, ni mucho menos un santo para prenderle una vela”. Simón Bolívar es un reto histórico, una razón de existir para construir un Estado democrático y social de derecho y de justicia que propugne como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político.

Desde siempre trabajamos, y lo seguiremos haciendo desde la trinchera que ocupemos, por la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en nuestra Constitución.

Lo importante es comprender que todos somos importantes pero nadie es indispensable. De ahí que formar equipos de gestión capaces y profesionales siempre nos permite alcanzar los logros que demandan los usuarios. Es el modelo que usamos en el Saren y los primeros resultados con récords de productividad en nuestras oficinas de todo el país son el mejor ejemplo. El cambio es posible.

Emociona ver la motivación de los compañeros del Saren luego de recibir la capacitación para servir mejor al usuario y ponerla en práctica. Comienzan a percibir el agradecimiento de los ciudadanos y ese es el mejor regalo para quienes somos servidores públicos de verdad.

Los abrazo dejándoles estos versos necesarios de Alí para hacerlos realidad:

“No es tiempo de recular.

No de vivir de leyendas.

¡Canta canta compañero!

Que tu voz sea disparo

¡¡¡Que con las manos del pueblo,

no habrá canto desarmado!!!”.

ne.danterivas@gmail.com


Parole, parole, parole 

Carolina Jaimes Branger 

Aunque no es el caso, si al pueblo de Venezuela en esta nueva hora de nueva independencia, le tocara luchar por nuestra dignidad, por nuestra independencia, solos, sin el apoyo del mundo, el pueblo de Venezuela luchará, el pueblo de Venezuela vencerá, si nos tocara luchar en las peores circunstancias". Nicolás Maduro en Monagas (26/2/2015).

El papel aguanta todo y las palabras se las lleva el viento… No sé de qué "nueva hora" de "nueva independencia" habla Maduro, cuando estamos más dependientes que nunca. Dependemos del precio del petróleo, cada vez más bajo. Dependemos del dólar paralelo, cada vez más alto. Dependemos de las importaciones, cada vez más escasas. Dependemos de los chinos, cada vez más vivos, para que nos sigan prestando real en condiciones que nos harán dependientes de ellos hasta por lo menos dentro de cincuenta años. Dependemos de los cubanos, cada vez más lejanos, para que organicen la ideologización y la represión. Dependemos de la suerte, cada vez menos frecuente, para regresar vivos a casa todos los días. Dependemos de la justicia, cada vez más injusta, cada vez más ordinaria.

Hasta gracia me causan estos discursos grandilocuentes. "Sin el apoyo del mundo… lucharemos y venceremos"… Solo imagino un escenario de que lleguen los marines gringos -que por fortuna se dejaron de esas prácticas en América Latina ya desde hace un buen rato- o los cascos azules de la ONU, para ver a la mayoría de los altos funcionarios poner pies en polvorosa, empezando por los militares. Visualizo a unos cuantos de los que dejaron las rodillas frente a Chávez de tanto arrastrarse (o de tanto pedir perdón después del 11 de abril) no rodilla en tierra como debería hacerse ante una invasión, sino de rodillas, pidiendo permiso o pidiendo perdón. En el mejor de los casos, preguntando en qué pueden ayudar. Otros correrán a esconderse al Museo Histórico Militar.

Sí, desgraciadamente los héroes de las gestas patrióticas se quedaron en el pasado. En el presente lo que hay es un gamelotal de consignas vacías, porque aun cuando saben que la solución no cabe dentro de su ideología, siguen dándose golpes contra la pared en vez de devolverse y rectificar. Dependientes, pobres y hartos de tantas promesas, los venezolanos ya no creemos en revoluciones ni en rojos. ¡Dios proveerá!

@cjaimesb


La Constitución 

Eduardo Battistini 

Mucho ha hablado el gobierno en los últimos días de supuestos planes para dar un golpe de Estado, intentando incriminar a líderes de nuestra mesa de la unidad para buscar a como dé lugar relacionar nuestra acción a hechos desestabilizadores.

Lo primero que queremos decirle al gobierno es que desde Primero Justicia y desde la unidad no hay más camino posible que no sea el de la constitucionalidad y la democracia, nada ni nadie nos sacarán de allí. Nuestro pueblo mayoritariamente exige en la calle un cambio, y ese cambio tiene como primera parada la elección de la Asamblea Nacional, tengan la certeza señores del gobierno que allí van a sufrir la derrota más gigantesca en su historia política, ya que conocerán cómo se expresa un pueblo pacíficamente y democráticamente cuando quiere cambiar.

El gobierno hoy en día además intenta utilizar un acuerdo presentado por algunos compañeros de la unidad sobre un llamado a la transición que aunque no estemos de acuerdo con él sin duda en ningún momento podría catalogarse de golpe de Estado, o de inconstitucional, porque no posee esas características. El gobierno debe dejar el temor, las transiciones no se decretan, ni se dan porque sean publicadas en un diario de circulación nacional, las transiciones son espacios con características y situaciones particulares que se presentan en el intermedio de  un modelo político fracasado y el nacimiento de un nuevo modelo.

En Venezuela la verdadera transición será la de una nueva Asamblea Nacional que vendrá a poner orden en nuestro país, que vendrá a devolverle a la Constitución su majestuosidad y supremacía y que servirá de contrapeso a un gobierno que por 16 años ha venido gobernando sin equilibrio de poderes, que será la llave para que los presos políticos salgan en libertad, que será sin duda el inicio del cambio definitivo en Venezuela.

Yo creo en el voto y su poder, creo en nuestro pueblo y su deseo de cambio, creo que en la unión está la fuerza, que Dios bendiga a Venezuela.

@ebattistini