PORLAMAR, ISLA DE MARGARITA

IMPRIMIR

OPINIÓN

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

Golpe a Golpe

La pura verdad 

Un daño irreparable 

Aureliano Buendía 

Denunció Morel Rodríguez Ávila que el gobernador Carlos Mata Figueroa está violentando la legislación ambiental. Lo acusa en concreto de ordenar la construcción de 48 viviendas y el puente alterno en un sector de La Restinga. Tan privilegiado lugar que envidia el mundo entero es, además, el mayor reservorio nacional de ostras, camarones y langostinos. Como escenario natural es un enorme atractivo turístico. Solo su playa, que se extiende a lo largo de 28 kilómetros, ya es exclusivo punto y aparte en el mapa de las maravillas. Lógico, entonces, que sobre su frágil territorio exista la debida protección legal que establece, a través de numerosas normas, todas apoyadas en consideraciones altamente técnicas y científicas, su defensa, protección y preservación.

Pero el Gobernador, al igual que los demás altos funcionarios de la revolución rojo rojita, comenzando por el propio Presidente, que no le para a nada porque tiene a su servicio la Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo de Justicia y la Fiscalía General de la República, entre otras instituciones, no tuvo a bien respetar la ley en referencia. A lo guapo y apoyado procedió, no a reparar las viviendas edificadas hace años en ese enclave, que es lo permitido, sino que le pareció más cacheroso construir. Para hacerlo, llevó maquinaria pesada que limpió el terreno, lo que de por sí ocasionó severos daños, destacando el derribo de mil quinientos metros de manglar rojo y 100 matas de coco.

Desde que se anunciara su construcción, lo del puente alterno ha tenido mucha opinión en contrario. Según lo han señalado pobladores del sector y destacados defensores del ambiente, reconocidos como tales nacional e internacionalmente, la obra sólo servirá para favorecer a los 300 camioneros que transportan y negocian arena al resto del territorio insular. También hay otra clase de comentarios. Por ejemplo, que su ejecución igualmente obedecería a la presión de altos, pesados, influyentes y visionarios intereses que estarían dirigidos, con participación cubana, a la presunta edificación de varios complejos hoteleros en la Península de Macanao.

Pues bien, frente a tan flagrante intervención del Gobernador en contra del medio ambiente en La Restinga, insistentes han sido los ecologistas. Cartas e informes dan perfecta cuenta del tremendo daño infringido, pero la respuesta del Ejecutivo, en cualquiera de las instancias relacionadas con el caso, ha sido el silencio. La actitud, de yo no oigo, yo no veo, yo no hablo oficial, es la que ha permitido al Gobernador hacer lo que le venga en gana allí, en La Restinga, igual que en otros sectores de la Isla.

La Asamblea Regional ha debido exigirle el cumplimiento exacto de la restringida permisología y al dejarla de lado, es decir violarla, la obligación de los legisladores no era otra distinta a cumplir y hacer cumplir la ley, que se traduce en llamarlo al botón, valga el señalamiento, interpelarlo y frenar la comisión del delito ambiental. Lo que corresponde ahora es que la Asamblea Nacional investigue lo que es público, notorio y comunicacional y, por supuesto, aplicar las sanciones del caso, entre otras la multa correspondiente.

Pero he aquí que nada de eso sucedió, sucede ni sucederá. Mata Figueroa seguirá haciendo daño al medio ambiente en La Restinga, campante, protegido y animado precisamente por quienes tienen el deber de haberle impedido iniciar esos trabajos. Una muestra más de la injusta y torcida justicia roja que, como Morel lo dijo en su declaración del viernes pasado, es también corrupción.

Esa es la pura verdad.

 

 

 

 

 

No hay excepción

 

Rafael Bayed

 

Todo tiene un inicio, el deterioro paulatino ha venido en aumento desde mediados de los 80, cuando todos comenzaron a sentirse insatisfechos en el reparto del poder. Aprovechándose de la crisis institucional de la democracia, y la confrontación de personas y no de ideas, las tendencias socialcomunistas minando a la democracia, la alertamos, pero como siempre los omnipotentes engreídos políticos se sentían en su mayoría incrustados en el sistema y sostenían que nada pasaría.

Empresarios con toda clase de disfraces, bancarios y no banqueros, y hasta limpiabotas confabulaban para una mayor participación del poder.

Comederos, restaurantes y areperas a cualquier hora no se daban abasto para atender a tantos comensales conspiradores, cualquier hora era buena.

Era preocupante la situación y cuando comentábamos nuestra inquietud con alguien cercano de confianza, sostenían, que no pasaría nada, el pueblo es cobarde y los militares están cómodos.

Vino el primer sacudón trascendente en el 89, porque siempre hubo miradas de reojo de la cúpula militar con los detentadores de los poderes civiles: muertos, saqueos, bandidaje, policías atracando y GN encubriendo, más armas políticas para los anarquistas socialcomunistas, que hoy detentan el poder. En el 92 un intento más sangriento, había intención de magnicidio, al extremo de fusilar a la familia presidencial, en Caracas un fracaso total, la cabeza del intento un cobarde que ordenaba pero no actuaba.

Poco a poco se fueron modificando las condiciones pero los carujos estaban al asecho de la toma del poder, para fortalecer sus intereses.

Jamás en Venezuela hubo tanto rufián con poder, como ahora, hasta los criminales de ayer son responsables de seguridad hoy.

Desfachatados, para quienes todas las puertas se abren, las de los clubes, las de las fiestas, las de las casas de "familia", solamente porque tienen dinero y poder. ¿Pregúntense quiénes son los marginales mentales, quiénes los chulos y quiénes los lambucios? Y no estamos hablando solamente de los malandros que detentan el poder que se han enriquecido vulgarmente y cuyos discursos de "socialismo" y todas las estupideces que dicen van del bolsillo para afuera, como sus asociados. Estoy hablando de la gente "como uno". De esos que sirven de testaferros, que se prestan para montar empresas de maletín, que han hecho mantecosos negocios, que le han puesto la mesa a los socialcomunistas -aunque en privado se burlen de ellos y los desprecien-, y quienes a la hora de rendir cuentas, se excusan con el que: yo no sabía o me engañaron.

Han arruinado al país, lo han llevado al estiércol de la vivencia. No hay parangón con que comparar.

Mucho dolor da ver, a los marginales, haciendo cola kilométrica para la adquisición de cualquier bien o servicio, a cualquier precio y además defendiendo el régimen porque permite comprar algo.

rbayed@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El mundo al revés

 

Luis Vicente León

 

El comportamiento de los precios está determinado por la dinámica de oferta y demanda. Si hay mucho del bien y el mercado está sobre abastecido, los precios bajan. Si no hay suficiente del producto y la demanda no está abastecida, el precio sube hasta buscar su equilibrio, que no es más que un precio al que la demanda iguala la oferta.

Pero lo usual es que los mercados no sean perfectos y que haya otro grupo de factores que impactan los precios. Por ejemplo, si el gobierno regula el precio por debajo del equilibrio, la demanda superará la oferta. Pero como el precio no puede reflejar esa presión, la demanda no es satisfecha y se produce desabastecimiento. No significa que esto haya roto la ley de la demanda. La verdad es que se sigue cumpliendo, sólo que aquí la subida de precio no es tradicional. Al no haber productos en el mercado, el precio de ese bien es infinito y la gente está dispuesta a pagar lo que sea por él. El tiempo dedicado a conseguirlo, el sobreprecio pagado en el mercado negro y las comisiones a quien te ayuda a obtenerlo forman parte de ese nuevo precio, que ahora será superior al que hubiera tenido si no se estuviera regulado.

En la práctica, la mayoría de los precios reflejan las dinámicas del mercado, incluyendo el impacto de las estrategias y acuerdos de los actores que en él participan.

El mercado petrolero no es distinto. La formación del precio depende de la cantidad de petróleo que se ofrece y de la demanda de los grandes consumidores. Pero esa es sólo una parte de la historia. Cuando los voceros del gobierno venezolano indican que el desplome de precios es el resultante de una "guerra económica", en este caso tienen razón. El precio cae inicialmente por factores convencionales de mercado. Aumentó la producción de Libia y se desaceleró la demanda china y europea. Pero esta tendencia se amplifica porque Estados Unidos fue estimulado a producir shale oil, cubierto por los altos precios internacionales. Y decidió poner su crudo en el mercado y convertirse en un nuevo jugador relevante, que aumenta la competencia y disminuye la capacidad de maniobra de los productores clásicos. Los sauditas deciden que van a jugar duro para desestimular esas inversiones en EEUU y su estrategia es clara. Sus costos de producción son bajísimos mientras que los de Estados Unidos caros. Si se coloca crudo suficiente en el mercado los precios tienden a bajar, lo que hace difícil para EEUU cubrir sus costos de producción, con lo que se desestimula la producción en ese país, minimizando los riesgos de competencia a futuro.

Lo simpático de esta historia es que los voceros venezolanos han atacado a Estados Unidos acusándolo de una estrategia sucia para bajar los precios del petróleo. Y quien lo acusa ha logrado históricamente elevar los precios del petróleo encima de su equilibrio económico a través de acuerdos cartelizados con sus socios de la OPEP para establecer cuotas, limitar producción y manipular los precios. Interesante perspectiva: en esta historia los manipuladores son los que producen y venden para bajar el precio y los buenos los que se ponen de acuerdo para cortar y reducir la producción, alterando el precio hacia arriba. Sería interesante ver cómo funciona esta historia en la nueva Ley Antimonopolio que se acaba de promulgar en Venezuela por vía Habilitante, así como analizar cómo quedaría Pdvsa ante una inspección de la Ley de Costos y Precios Justos que limita las ganancias al 30%, sin costos de mercadeo y publicidad. Mosca, no critico las estrategias de Venezuela para defender su precio, pero atacar al que se defiende de ello produciendo, acusándolo de manipulador, es, como dirían ellos: too much.

luisvleon@gamil.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡La solución más positiva y eficaz!

 

Agustín Albornoz S.

 

Hoy en día el mundo está cabeza abajo y sufre tanto porque hay muy poco amor en los hogares y en la vida familiar. Madre Teresa

En estos días conversaba con una muy apreciada amiga sobre el hecho de que este año de 2014 ha sido uno bastante fuerte en experiencias, en emociones encontradas, y, cuando queremos verlos, en aprendizajes. Y muchas veces nos suceden cosas fuertes porque necesitamos aprender algo con urgencia, y cuando no percibimos cuál es ese aprendizaje, al final resultará inútil el haber pasado por esa experiencia fuerte, o sea habremos vivido algunos momentos difíciles en vano.

Sin duda la maldad se ha multiplicado en estos últimos tiempos, las noticias al respecto hablan por sí solas, además de nuestras propias experiencias cotidianas cuando estamos fuera de nuestros hogares. Y como estas manifestaciones de maldad cada vez se hacen más severas e impactantes, deberíamos estar pensando en soluciones cada vez más potentes y efectivas. Lo que ocurre es que cuando se trata de problemas "físicos" o más visibles nos es más fácil hallar soluciones, por ejemplo si nos encontramos con alguien que esté totalmente desnutrido, si deseamos remediarlo de inmediato procederíamos a ponerle un tratamiento donde se le dieran, quizás poco a poco, todos los nutrientes que esa persona necesita en cantidades suficientes, es decir más de lo que normalmente requeriría hasta que lograra recuperarse.

Pero cuando se trata de problemas no tan visibles, más del ámbito emocional o espiritual, las soluciones muchas veces no son tan evidentes, y ante tal auge de maldad lo que necesitamos con urgencia es una sobredosis de amor sincero, de amor del más desinteresado.

En realidad casi toda la tristeza que existe en el mundo, así como las guerras, la violencia, el desdén con que nos tratamos los seres humanos proviene de la falta de amor. Y resulta que todas las personas, absolutamente todas precisamos con apremio ser amadas, especialmente cuando estamos pasando por aflicciones fuertes o serios problemas. Inclusive hasta nuestros animalitos domésticos entienden muy bien el lenguaje del amor, al punto de que si no lo reciben se pueden morir de tristeza por ello.

Invito a nuestros amables lectores a hacernos estas preguntas: ¿Por qué está el mundo tan lleno de odio, violencia y maldad? ¿Por qué hay tanta tristeza y sufrimiento? ¿Por qué tanto contraste entre el bien y el mal, entre el placer y el dolor, entre la vida y la muerte? ¿Por qué más bien no puede ser todos bondad, belleza, encanto, goce y deleite?

Por una razón muy sencilla: porque los seres humanos, en vez de amar y de darles verdadero valor a los demás seres humanos, hemos escogido ser egoístas, hacer lo que nos viene en gana, ser desconsiderados y despreciar a muchas otras personas, especialmente a aquellas que piensan de una manera diferente a como pensamos nosotros, todo lo cual ha sembrado mucho dolor y sufrimiento en este mundo, y esta es la razón de fondo de tantos conflictos y tantas injusticias que nos rodean.

A causa de esa falta de amor, parece que el mundo está al revés, cuando el amor en realidad podría sanar cantidad de heridas, devolver la alegría a muchísimos corazones, aliviar gran parte del dolor y la agonía que sufre la humanidad y evitar innumerables muertes. Por el contrario, el egoísmo, la codicia, la desconsideración y la terquedad son el origen de la mayor parte de los pesares del mundo.

Desde hace algún tiempo y a través de experiencias en labores de tipo social, así como también de conocer a muchas personas en diversos talleres y charlas, nos ha tocado aprender en la práctica algo muy importante que una vez leímos y que quisiera compartir con nuestros amables lectores en este momento: que a la naturaleza no le gusta el vacío en ninguna forma, si en algún momento algo ya no está, la misma naturaleza lo reemplaza con otra cosa. Este mismo concepto lo podemos expresar respecto al tema que estamos tratando: si hay una ausencia de amor y de interés sincero en los demás, estos irán siendo reemplazados por otra cosa, y ¿qué otra cosa puede quedar si ya no hay más amor? sencillamente todo lo que no sea amor, es decir aversión, desprecio, rencor, indiferencia.

El escritor francés Antoine De Saint Exupery una vez dijo: El amor es lo único que crece cuando se reparte, los invito a que seamos repartidores y más aún derrochadores de amor por todas partes donde vayamos, y de paso comprobaremos que nos lo vamos a repartir a nosotros mismos cuando nos regrese con una fuerza incontenible.

El servicio es amor que se hace visible. Si amas a los amigos, servirás a tus amigos. Si amas a la comunidad, servirás a tu comunidad. Si amas el dinero, servirás a tu dinero. Y si solo te amas a ti mismo, solo te servirás a ti mismo, y solo te tendrás a ti mismo. [...] En vez de eso, procura amar y servir a otros; y esperemos que encuentres quienes te amen y sirvan a cambio, Stephen Colbert

agusal77@gmail.com