PORLAMAR, ISLA DE MARGARITA

IMPRIMIR

OPINIÓN

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

La Prensa es la artillería de la libertad

La pura verdad 

El liderazgo permanente

Aureliano Buendía

Lo que queda de un líder para la historia es su hoja de servicio. En el caso de Morel, allí están su trabajo constructivo y con visión de grandeza, su sensibilidad y conexión con su gente, su manera de amar a Nueva Esparta y haber puesto las mejores esperanzas sobre el pueblo margariteño en su totalidad. Un hombre que por haber enfrentado con valentía todas las vicisitudes muchísimas de alto riesgo, se ganó el calificativo de líder permanente. Alguien cuya opinión es imprescindible, su vocación de servicio siempre unánimemente reconocida, y su manera de gobernar siempre aplaudida y deseada. A eso que sería suficiente en cualquier parte del mundo para catalogarlo como un imprescindible, hay que añadir los esfuerzos y las acciones de Morel por promover y darle herramientas concretas a todos los neoespartanos sin distingo de edad, sexo, religión, ni militancia política, para su mejor realización. Morel pertenece a aquella primigenia camada de hombres que decidieron luchar desde Acción Democrática cuando AD fue el verdadero partido del pueblo, ideales de los que Morel nunca se ha apartado y es desde esos ideales desde donde él da la pelea de todos los días, acompañado por todos los adecos verdaderos que todavía quedan, muchos de ellos apartados de la lucha política por no verse representados en la conducción de ese partido a nivel regional. Contra él no hay cuento, ni  leyenda negra que valga, no hay calumnia que lo afecte, venga de donde venga. Morel es un líder que digan lo que digan, inventen lo que inventen, está de pie y con paso firme va abriendo camino y resucitando a muchos de aquellos que alguna vez creyeron en AD como fuerza renovadora y revolucionaria. Morel es un capital político que ya quisieran para sí todas y cada una de las fuerzas políticas que hacen vida en Venezuela y en modo particular en Nueva Esparta. En tiempos en los que el pragmatismo malo, ese que hace cuentas y cálculos sobre el propio beneficio sin pensar en sacrificios y en el bien común, ese que ha inundado los caminos de trochas y desvíos peligrosos por donde se cuelan cánceres ciertos como la corrupción, el oportunismo, el jalabolismo, la mentira, la conducción irresponsable de la política, la antipolítica y el descrédito de los partidos que es, en definitiva, el caldo de cultivo más propicio para que el desastre que abate a Venezuela nos desgobierne, las verdades que ha soltado con inmensa y plausible valentía a gañote abierto Bestálida Salazar en un artículo publicado en este mismo diario sobre la realidad de AD y las virtudes que nadie, dentro de ese partido puede negarle a Morel, deberían mover a la más profunda reflexión a toda la sociedad neoespartana a la hora de visualizar los caminos para lograr en primer lugar diagnosticar con acierto las realidades del Estado, en segundo lugar, para identificar dónde y cómo actúan las fuerzas del engaño y dónde y cómo actúan aquellas verdaderas y creíbles. Palabras son amores y no buenas razones. Los “enemigos malos” a los que El CID se refirió que abundan hoy más que nunca, a Morel no le perdonan haber defendido a AD y a la democracia. Todo ese río de luchas dadas por Morel, esos logros obtenidos con el esfuerzo y la visión del líder convencido que va por buen camino que Bestálida Salazar ha escrito, son parte del fundamento que hace que el pueblo grite con fuerza y convicción que el líder de Margarita y Coche absolutamente indiscutido, es Morel Rodríguez Ávila.

Esa es la pura verdad.


La conciencia 

Rafael Bayed 

No hay duda que a medida que el tiempo ha avanzado el daño infringido por la barbarie del sincretismo político del régimen que detenta el poder desde 1999, el país es más catastrófico, moral y dignidad se han venido abajo, y todo para mantenerse en el poder y disfrutar de los beneficios de él, han afectado la paz social, promoviendo una cultura de ofensa y odio, como no habíamos vivido, han rasgado el alma del venezolano y ha aflorado lo más oscuro de la miseria humana, la indiferencia. Han estimulado la impunidad del crimen para ganar lealtades políticas en estamentos sociales penetrados por la violencia y el delito. Han destruido la institucionalidad democrática estableciendo un despotismo centralizado, donde la justicia es una herramienta en la tarea de garantizar el férreo control del poder político, y donde la Asamblea, es una caricatura que se mantiene para darle alguna justificación, a su retórica demagógica y populista. Han destruido la economía nacional, reduciendo a su mínima expresión el aparato productivo interno, por medio de la confiscación, expoliaciones, y garrafal regulación de la actividad privada; dilapidando, malgastando y robándose la renta petrolera; y endeudando hasta niveles desconocidos al país.

Repulsiva y reprensible, la codicia desmedida, de la mayoría de los sectores productivos del país y medios de comunicación entregados al encubrimiento, genuflexos ante el poder y sólo para mantenerse erguidos como una espiga venenosa producto de la complicidad en el fraude y el pillaje de la nación.

Ninguno de los que han detentado ni los que detentan este régimen ilegítimo e ilegal, se salvarán del juicio de sus consciencias, caro pagarán ellos y sus descendientes.

Se han perdido los valores, la familia desgarrada, los jóvenes creen que el nuevo Hombre, debe ser engreído, grosero, corrupto, empedernido, alardeador y miembro de un régimen abyecto.

Ya lo dijo Maduro repitiendo lo de su antecesor, radicalizaremos este sistema y lo están haciendo. La hegemonía comunicacional, no es suficiente para imponer un régimen perverso y pervertidor.

Los venezolanos que nos oponemos a este modelo destructivo, debemos a como dé lugar restituir la democracia. De ahí lo complejo de la tarea de toda la disidencia. Lograr el cambio sin conducir al país a la guerra, y sin generar mayor daño que el ya se ocasionado.

Los partidos políticos tendrán que escoger muy bien a sus representantes y representen a sus electores, sabemos que se manipula el CNE, necesitamos gente probada en su honorabilidad. El espectáculo de la disidencia en la Asamblea, en este período ha sido vergonzoso. De continuar la disidencia jugando al dialogo y no a la confrontación seria con el régimen, la anarquía nos devorará.

rbayed@gmail.com


El paraíso de la clase obrera 

Luis Ugalde 

"La Clase Obrera va al Paraíso" (1971) es una gran película italiana del comunista (antisoviético) Elio Pietri. Hoy nos preguntamos cuál es el paraíso de la clase obrera. Se suponía que al otro lado del Muro de Berlín y en China ya vivían en ese paraíso sin explotadores, pero los paradisiacos sorprendieron al mundo derribando el "muro" para respirar libre. Luego nos quedaba Cuba hacia cuyo "mar de la felicidad" nos conducía el Gran Timonel. Hace unos meses hicieron una encuesta secreta en la Isla y 75% se atrevió a manifestar que se iría del paraíso si pudiera. Las respuestas revelan una gran desilusión de los cubanos con su "paraíso obrero" y que la gran mayoría sueña con esperanzas fuera de los estrechos muros del régimen actual: libertad personal de iniciativa, de opinión y de empresa, vivienda propia bien equipada, acceso a bienes y servicios de calidad, libre movilidad y libre comunicación por Internet, celular… Luego de 56 años de control del partido comunista ateo, el 70% tiene una opinión favorable a la iglesia Católica y el 49% se confiesa creyente. Total que para la mayoría de los cubanos felicidad es llegar a ser "clase media".

En Venezuela la "clase media" es la que más está sufriendo, pero los pobres suspiran por ella. Esto es incomprensible para un marxista, para quien las clases son dos, la proletaria explotada y la burguesa explotadora, enfrentadas a muerte sin término medio. Para ellos "clase media" es apenas un "entre tanto", un "por ahora", una pasarela por donde algunos vergonzantes proletarios en ascenso, renegando de su clase, se quieren pasar al enemigo. Por eso un par de ministros de la revolución han advertido sobre esta condición traidora (aunque tal vez sin maldad) de la clase media y el cuidado necesario para que los pobres al mejorar no se "aburguesen", ni traicionen a su clase, cosa que ocurre fácilmente con un buen trabajo, vivienda, carro, TV, celular e Internet y con paseos a centros comerciales capitalistas o a los paraísos engañosos del imperio... Y  reclaman la libertad de viajar y de opinar. Sin querer queriendo, el bienestar y sus ojos de futuro los convierten en "clase media", los emancipan del gobierno y del partido y pierden todo el deseo de construir el socialismo estatista, controlador y de pobreza perpetua administrada.

Quienes están en el poder al frente de esta miseria creciente no entienden que desde el año 1850 de Marx al 2015 el mundo ha cambiado. Ya no es cierto que el proletario "nada tiene que perder sino sus cadenas". Hoy la mayoría de los trabajadores europeos tiene más de 12 años de formación y mucho que perder. Lo peor para un trabajador español, francés o italiano es no tener un  empresario con quien poder trabajar.

Por otro lado tampoco tenemos futuro si la empresa es concebida como el negocio del capitalista, cuyas ganancias dependen del incremento en la extracción de la plusvalía del trabajo ajeno. Hoy al empresario no le va bien, a los trabajadores tampoco y no podrán participar en los beneficios del éxito si la empresa no juega en equipo en el campeonato productivo de un mundo globalizado. En equipo se triunfa o se pierde. Al empresario inteligente y con visión no le conviene un trabajador reducido a "fuerza de trabajo", sino valorado  como "talento de trabajo", preparado a la altura de los mejores del mundo; pero a 14 millones de trabajadores venezolanos les falta en promedio la mitad de los años de buena escolaridad que necesitan. No hay esperanza con este gobierno ciego y empecinado, pero luego la buena gerencia no brotará espontánea y las virtudes del empresario del siglo XXI son escasas y hay que multiplicarlas.

El afán de superación es una buena cualidad y la revolución de las  aspiraciones un hecho que transforma todo, pero se frustra si queda solo en consumismo, sin el complemento de valores humanos de fondo como la solidaridad y prácticas efectivas que llevan a producir juntos y compartir el bienestar común. Necesitamos apostar en serio y nivelar hacia arriba las potencialidades de la población empobrecida que hoy carece de lo fundamental. La gente no aspira a ser millonaria, sino a tener oportunidades y acceso a los bienes y servicios, al respeto y vida digna con empresas exitosas en la que sean valorados por su talento y productividad. Esta "clase media" es el paraíso soñado por los  pobres, que es mucho más que salir de este lamentable y desorientado gobierno.

fernandamujica@gmail.com


Hillary 

Ricardo Escalante 

Nunca en Estados Unidos una mujer ha estado tan cerca de la jefatura del Estado como Hillary Clinton, hecho demostrativo no solo de sus ambiciones y preparación, sino también de buenos augurios para América Latina en sus relaciones con la nación más poderosa.

Son buenos augurios porque además de suceder al primer Presidente negro, profundizaría el acercamiento a Cuba y el inevitable ablandamiento de los oxidados resortes dictatoriales de los Castro. Como Secretaria de Estado y aún antes, ella logró una discreta pero constante comunicación con los gobiernos de la región.

Eso que suena vacuo es relevante ahora cuando del lado republicano se escuchan discursos parecidos a aquellos de la época del gran garrote: Jeb Bush, Marco Rubio y Ted Cruz, quieren halagar a los votantes de habla española al tiempo que recuerdan a los testarudos John Foster Dulles y Joseph McCarthy con sus sanciones, sin saber que en América Latina se quiere algo distinto.

Hillary demostró incluso habilidad para conservar el precario equilibrio matrimonial cuando su marido sucumbió a la tentación incompleta de la entonces bella gordita Mónica Lewinsky. En un explicable arranque de ira, con un libro le causó una pequeña herida en la cabeza al Bill infiel pero sin llegar a satisfacer deseos de la sociedad pacata. ¿Dónde estaría ella si se hubiese divorciado?

Hillary es, sin lugar a dudas, inteligente y ha desarrollado una intensa actividad política. Con experiencia y audacia supo ayudar al éxito de los períodos presidenciales de Bill Clinton, en los cuales la economía norteamericana avanzó de manera sostenida y sosegada. Sin aspavientos. Y hasta en términos literarios, el corazoncito fidelista de García Márquez una vez quedó absorto ante los conocimientos del entonces presidente Clinton, quien durante una cena probó que no solo había leído El sonido y la furia y otras cosas de Faulkner, sino a Cervantes, a Carlos Fuentes y, por supuesto, al propio Gabo con sus Cien años de soledad.

Claro, nada de eso amarra el futuro con una magnífica cosecha de realidades, pero son buenos augurios en instantes en que las presidencias femeninas de Brasil, Argentina y Chile, hacen aguas en los mares de la corrupción, y cuando Keiko Fujimori en Perú y la bella Zury Ríos, en Guatemala, asoman cuestionables candidaturas.

ricardoescalante@yahoo.com


Armenia 100 años 

Sammy Eppel 

Un genocidio ocurre cuando son cometidos actos sistemáticos y premeditados con el propósito de eliminar un grupo étnico, racial, religioso o nacional y acabar con su existencia. Es obvio que semejante propósito solo puede ser llevado a cabo por una fuerza superior, sea este un Estado o grupo nacional o internacional con suficiente poder para organizar la logística que requiere la eliminación en masa.

El primer genocidio de la era moderna fue contra los armenios, grupo étnico de fe cristiana y sus victimarios fueron los turcos de fe islámica. Armenia fue el primer país que adoptó la religión cristiana en el año 301. 300 años antes del nacimiento de Mahoma.

Primero fueron asesinados los intelectuales y líderes comunitarios, luego les tocó el turno a los hombres adultos y finalmente las mujeres y niños, luego de sufrir inenarrables violaciones y torturas, fueron llevados en "marchas de la muerte" hacia el desierto de Siria sin ningún tipo de provisiones, donde casi un millón perecieron de hambre. Fueron emitidas leyes que permitieron la confiscación de todos sus bienes y propiedades. Mañana 24 de abril se conmemoran 100 años de esa atroz masacre que acabó con un millón y medio de vidas inocentes, y todavía el mundo se niega a señalar responsabilidades. El 22 de agosto de 1939, Hitler dijo "quién después de todo habla hoy de la aniquilación de los armenios" y con eso dio comienzo al Holocausto judío y la conflagración mundial que acabó con 40 millones. Hoy los cristianos son decapitados y crucificados por hordas islámicas criminales, sus mujeres y niñas vendidas como esclavas sexuales y el mundo calla. Miles de los que se unen a ISIS son fanáticos religiosos que lo hacen cruzando Turquía libremente. ¿Alguien dijo "guerra de civilizaciones"?

¡Será!

sammyeppel@gmail.com

@sammyeppel