PORLAMAR, ISLA DE MARGARITA

IMPRIMIR

INTERNACIONALES

FINANZAS - BOLSA DE VALOR

Vargas Llosa afirma que el fundamentalismo y el nacionalismo amenazan al mundo 

El escritor y político peruano Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010, afirmó que las mayores amenazas para la humanidad radican en el fundamentalismo y el nacionalismo, en declaraciones el domingo a la revista Viva, del diario argentino Clarín.

“Creo que lo más preocupante en el mundo es el fundamentalismo religioso, sobre todo el islámico, y el nacionalismo”, afirmó el autor de “Conversación en la catedral”.

Vargas Llosa, nacido en la ciudad peruana de Arequipa, dijo que ambas corrientes “son dos formas de colectivismo que han sido fuente de las peores desgracias para la humanidad”.

“El resurgimiento de los nacionalismos es sumamente preocupante, incluso en los países democráticamente más avanzados como Francia, donde si hubiera elecciones hoy ganaría el Frente Nacional, un movimiento neofascista”, declaró.

El literato que acaba de terminar la pieza de teatro “Los cuentos de la peste”, inspirada libremente en el Decamerón del italiano Boccaccio, dijo que “hay una crisis muy profunda de la democracia derivada en gran parte de la corrupción”.

“Todos los grandes bancos del mundo están siendo multados con sumas vertiginosas por haber actuado de una manera ilegal, indebida, por haber sido grandes fuentes de corrupción”, afirmó el escritor, Premio Cervantes 1994 y expresidenciable peruano en 1990.


Francisco proclamó beato a Pablo VI 

El papa Francisco proclamó ayer beato a Pablo VI durante una misa multitudinaria en la Plaza de San Pedro, en la que recordó cómo el Pontífice que concluyó el Concilio Vaticano II “condujo a la Iglesia con sabiduría y visión de futuro”.

“Pablo VI, en el momento en que estaba surgiendo una sociedad secularizada y hostil, supo conducir con sabiduría y con visión de futuro -y quizás en solitario- el timón de la barca de Pedro sin perder nunca la alegría y la fe en el Señor”, dijo Francisco durante la homilía de la beatificación.

Pablo VI fue beatificado durante una ceremonia que también clausuró el Sínodo extraordinario de la familia celebrado en estos días en el Vaticano, ya que fue el papa Giovanni Montini quien instituyó este organismo de consulta.

El milagro atribuido a la intercesión de Pablo VI, y que le permitió ser beatificado, fue la curación de un feto a principios de la década de 1990 en California. Después de que se diagnosticase que tenía graves problemas cerebrales, la madre se negó a abortar y el niño nació sin problemas.

Francisco recordó durante su alocución que Pablo VI escribió que el Sínodo serviría para “adaptar los métodos de apostolado a las múltiples necesidades nuestro tiempo y a las nuevas condiciones de la sociedad”.

“Contemplando a este gran papa, a este cristiano comprometido, a este apóstol incansable, ante Dios hoy no podemos más que decir una palabra tan sencilla como sincera e importante: Gracias”, continuó Francisco.

El Papa argentino agradeció el “humilde y profético testimonio de amor a Cristo y a su Iglesia” de Pablo VI, y recordó que fue “el gran timonel” del Concilio Vaticano II.

Pablo VI, expresó Francisco, “supo de verdad dar a Dios lo que es de Dios dedicando toda su vida a la sagrada, solemne y grave tarea de continuar en el tiempo y extender en la tierra la misión de Cristo”.

El papa Montini, expresó Francisco, “guió a la Iglesia para que fuera al mismo tiempo madre amorosa de todos los hombres y dispensadora de salvación”.

Montini fue el primer papa viajero y el autor de la “Humanae Vitae”, que incluía la postura de la Iglesia Católica hacia el aborto, pero también hacia el control de la natalidad y los métodos anticonceptivos, explicando que sólo no eran pecado aquellos considerados ‘naturales’ y otras medidas que se relacionan con la vida sexual.

Pero Francisco también recordó que firmó la exhortación apostólica “Evangelii nuntiandi”, con la que “quiso despertar el compromiso de la Iglesia para evangelizar el mundo”, y la “Marialis cultus”, en la que se proclamaba a la Virgen María “madre de la Iglesia”.

La ceremonia, como es tradicional, comenzó con la lectura de la biografía del papa Montini por el postulador de la causa de beatificación, Antonio Marrazzo, y después el obispo de Brescia, Luciano Monari, pidió al papa que declarase beato a Pablo VI.

Francisco leyó la fórmula en latín en la que se decía que “desde ahora el papa Pablo VI será llamado beato y se celebrará su fiesta, en los lugares y según las reglas establecidas, cada año el 26 de septiembre”.

Junto al altar se expuso durante toda la ceremonia como reliquia la camiseta ensangrentada del atentado que sufrió Pablo VI en 1970, cuando un pintor boliviano le hirió con dos puñaladas a su llegada al aeropuerto de Manila.

A la misa asistieron decenas de miles de personas, sobre todo llegadas desde Brescia, localidad natal del pontífice, y desde Milán, la ciudad de la que fue arzobispo.

Antes de iniciar la celebración, Francisco saludó al papa emérito Benedicto XVI, quien asistió a esta beatificación, pues fue Pablo VI quien le nombró Cardenal.


La hispanidad como salvoconducto para cubanos 

“Esto es como una fábrica de chorizo… pero aquí hacemos españoles”, solía decir un funcionario del consulado de España en La Habana. Cada mañana cientos de personas se dan cita a las afueras de uno de los edificios más hermosos de La Habana, para obtener la ciudadanía que alguna vez tuvieron sus padres o sus abuelos. Dianelys González es una de ellos. Lleva cinco años reconstruyendo su árbol genealógico para probar que su familia proviene de la Península.

“De niña todos me decían ‘galleguita’ porque me parezco mucho a mi abuela que es de Asturias”, cuenta Dianleys con cierta vanidad. Cuando era pequeña no hubiera imaginado que aquella viejecita de marcado acento se convertiría en el salvoconducto para salir de la Isla. Con cuarenta años, esta cubana creció mirando los dibujos animados de Elpidio Valdés, donde los españoles eran ridiculizados y tenidos como los grandes enemigos históricos. Ahora, sin embargo dice con humor “por estas venas corren la fabada y el chorizo… aunque aquí haya tenido que comer mucho chícharo y huevo hervido”.

El fenómeno de los cubanos nacionalizados españoles parece no tener fin. Desde que en el año 2007 entrará en vigor la Ley de Memoria Histórica, miles de compatriotas se lanzaron a desempolvar sus ancestros ibéricos. La posibilidad de nacionalizarse y obtener el pasaporte español o de cobrar la ayuda mensual del retornado ha desencadenado una verdadera “cacería de abuelos”.

Aunque la ley estuvo vigente hasta el 27 de diciembre de 2011, todavía miles de casos siguen abiertos a la espera de encontrar los documentos probatorios. A mediados de 2013 habían logrado obtener la nacionalidad española unos 183 mil cubanos, gracias a la ley aprobada durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011). En la Isla residen actualmente 108.858 españoles, que en su mayoría no nacieron en la tierra de Cervantes sino que se nacionalizaron con posterioridad.

Sólo hay otro consulado más concurrido que el español, el norteamericano. La reunificación familiar y la posibilidad de obtener el asilo político llevan a miles de personas cada día a la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana. “Los cubanos no van hacia un lugar, los cubanos escapan de un lugar”, asegura uno de los custodios del edificio con más presencia policial en el país.

Sin embargo, Dianelys optó por “tirar para Europa”. Según cuenta, tampoco quiso hacerlo a través de una salida ilegal. “Nunca pensé irme en una balsa porque tengo hijos adolescentes y es muy peligroso”, asegura. De manera que se aferró a la partida de nacimiento de su abuela y emprendió un camino también plagado de obstáculos y momentos difíciles. “Tuve que escribir a todas partes, incluso a la parroquia en España donde habían sido inscritos sus hermanos y ella también”.

Toda la familia de Dianelys se puso en función de rellenar el expediente con certificados y documentos. Durante casi un lustro en la casa ese ha sido el tema más tratado. “Me tuve que ir incluso varias veces a Villa Clara, donde queda una parte de los descendientes a ver cuáles papeles ellos tenían que me pudieran ayudar”. La inversión en trámites burocráticos, llamadas y hasta sobornos para obtener más rápido las copias de archivos, le ha salido en miles de pesos convertibles. “Tuvimos que vender el carro, pero no me arrepiento porque cuando esto termine tendré algo más valioso que un Lada soviético”.

Ella es de las que quiere emigrar y radicarse en España, pero otros hacen todo el proceso sólo para recibir una ayuda económica. Un truco muy extendido es viajar a España y hacer el llamado empadronamiento en una dirección, para después inscribirse como Emigrante Retornado y demandar un empleo en el Instituto Nacional de Empleo (INEM). Entonces regresan a Cuba y, para seguir cobrando las ayudas, hacen creer a las autoridades españolas que residen en la península. Los más ancianos simplemente se quedan en la Isla para recibir algunos subsidios, que ascienden a diez veces más que cualquier pensión nacional.

Algunos de estos nacionalizados españoles han probado vivir en la Península pero la situación económica y las dificultades para integrarse los han hecho desistir. Ese es el caso de Manuela Acuña, quien después de tres años sin empleo en Madrid ha decidido retornar. “Ahora me dedico a hacer compras en Panamá”, asegura esta señora que ya supera las seis décadas de vida.

El pasaporte español es un salvoconducto hacia una mejor vida. Muchos países de la zona no exigen visado a los ciudadanos de la Unión Europea. Incluso para entrar a Estados Unidos sólo necesitan un documento meramente formal llamado Sistema Electrónico de Autorización de Viaje (ESTA por sus siglas en inglés).

Dianleys ya está a punto de recibir su nueva nacionalidad. “Le voy a ir a poner un ramo de flores grande, de esos que venden en pesos convertibles a mi abuelita en su tumba”, promete mientras se lleva la mano a la boca y estampa un sonoro beso sobre su dedo índice. Al pronunciar la frase ya hay un acento algo cambiado, un seseo marcado, inusual… español.


Un hombre mata a golpes a una niña de tres años 

Un hombre de 20 años está detenido en Nueva York acusado de matar a golpes a la hija de su novia, una niña de tres años de origen hispano, según informaron ayer las autoridades.

La menor, Jeida Torres, falleció el sábado en el hospital Wyckoff de Brooklyn, donde fue ingresada después de que agentes de policía la encontraran inconsciente en un apartamento situado en un complejo municipal para personas sin hogar.

La niña fue golpeada y sofocada por su agresor y registraba heridas en el cuerpo y la cabeza, según fuentes policiales citadas ayer por el diario local Daily News.

La agresión se habría producido después de que la niña hiciera sus necesidades en su ropa, de acuerdo con esas mismas fuentes.

El sospechoso, Kelsey Smith, estaba a cargo de la menor y su hermano de cinco años, quien también sufrió golpes, y abandonó la escena dejando a los niños en solitario.

El joven, quien tenía numerosos antecedentes policiales, fue detenido poco después en el condado de Queens, tras intentar suicidarse sin éxito.